elnuevodiario.com.ni
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, condenó hoy los ataques perpetrados ayer contra las fuerzas de seguridad egipcias en la península del Sinaí, que causaron más de 30 muertos, y los calificó de "atentado terrorista brutal".

En un breve comunicado, el máximo responsable de esta organización pan árabe, con sede en El Cairo, mostró la solidaridad de la Liga Árabe con Egipto en su lucha contra el terrorismo.

Al Arabi, que mostró sus condolencias a los familiares de la víctimas, instó a "todas las partes implicadas y a la comunidad internacional" a apoyar a Egipto para hacer frente al terrorismo y acabar con este "peligroso fenómeno".

Varios países de la región, como Jordania y Siria también han mostrado oficialmente su solidaridad con las autoridades sirias y su condena al terrorismo tras lo ocurrido.

Anoche, hombres armados lanzaron tres ataques simultáneos en las localidades de Al Arish, Sheij Sued y Rafah, en el norte de la península del Sinaí, en los que murieron entre 30 y 45 personas según distintas fuentes.

En los asaltos, que fueron reivindicados por el grupo terrorista Wilayat Sina, que ha rendido pleitesía al yihadista Estado Islámico, se emplearon armas ligeras, vehículos cargados de explosivos, morteros y lanzagranadas del tipo RPG.

Este es el segundo ataque más sangriento ocurrido en Egipto desde que Abdelfatah al Sisi asumió la presidencia del país en junio de 2014.

El pasado 24 de octubre, al menos 31 soldados perdieron la vida en un ataque armado cerca de la frontera con Gaza, en la peor acción contra el Ejército en esa zona en los últimos años.

Desde entonces, las autoridades han reforzado la presencia de las fuerzas de seguridad, han decretado el estado de excepción y el toque de queda en varias zonas y han impuesto un férreo bloqueo informativo.