AFP
  •   Tailandia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un primer vuelo aterrizó en el aeropuerto internacional de Bangkok luego de que cientos de opositores al gobierno lo desalojaran, tras haberlo ocupado durante una semana impidiendo la salida del país de miles de turistas. Fue la compañía Thai Airlines, procedente de la sureña isla turística de Phuket, que aterrizó con 307 pasajeros a bordo.

El desalojo de los aeropuertos de Suvarnabhumi, se produjo después de que la Corte Constitucional anunciara la disolución del partido en el gobierno por fraude electoral.

Ese fallo significa una victoria para la Alianza del Pueblo por la Democracia (PAD, monárquica), que llevaba seis meses protestando contra el gobierno.

Desde su elección a mediados de septiembre, el primer ministro Somchai Wongsawat se había convertido en blanco de la oposición, que lo acusa de ser un "títere corrupto" del ex primer
ministro Thaksin Shinawatra, derrocado por corrupción en 2006 por un golpe militar.

El jefe del gobierno en funciones, Chavarat Charnivarakul, anunció que el Parlamento elegirá la semana próxima a un nuevo primer ministro, el tercero en tres meses.

"No sé quién será el próximo primer ministro pero espero que seamos capaces de designarlo el 8 o 9 de diciembre, durante la sesión extraordinaria del Parlamento", dijo Chavarat a la prensa.

La Corte también ordenó la disolución de dos partidos socios del PPP en la coalición gubernamental. Tras la sentencia de
la Corte, que impide seguir ejerciendo la política a varios dirigentes de partidos, la coalición gubernamental cuenta con 59
escaños del total de 448 que forman la cámara. El opositor Partido Demócrata tiene 165 escaños.

Los miembros de la ex coalición en el poder prometieron que formarán otro gobierno bajo una nueva denominación.

Cientos de opositores, vestidos de amarillo, desocuparon los dos aeropuertos y subieron en automóviles, taxis y autobuses, constató la agencia francesa de prensa.

"Volveremos cuando la nación nos necesite", afirmó Somkiat Pongpaibul, uno de los dirigentes más destacados de la PAD, que reagrupa a la élite urbana y a la clase media, además de sectores del ejército y monárquicos.

La compañía indicó en un comunicado que seis vuelos deberían partir el miércoles y a primera hora del jueves desde este aeropuerto rumbo a Sídney, Nueva Delhi, Narita, Fráncfort, Seúl y Copenhague.

El jefe de la Administración de Aeropuertos de Tailandia (AOT, regulador del tráfico aéreo), Vudhibhandhu Vichairatana, indicó que el aeropuerto de Suvarnabhumi operará a 100% a partir de mañana. "Estamos haciendo todo lo posible para volver a la normalidad cuanto antes", dijo Vudhibhandhu.

El cierre de los aeropuertos de y Don Mueang bloqueó en Tailandia a más de 350.000 pasajeros, entre ellos numerosos turistas extranjeros.

Por el aeropuerto de Suvarnabhumi, inaugurado en 2006 y cuya construcción costó 3.000 millones de dólares, transitaron 41 millones de pasajeros.

Para sellar el acuerdo entre autoridades aeroportuarias y manifestantes de la PAD, uno de sus fundadores, Chamlong Srimuang, y el jefe del aeropuerto Suvarnabhumi, se dieron la mano frente a un retrato del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, que justamente cumple 81 años esta semana.

No cesa la crisis

Los analistas coinciden en que el cese de las protestas marca una pausa hasta el nombramiento de un nuevo primer ministro, pero no resuelve los problemas de fondo de Tailandia, segunda economía del sudeste asiático.

A raíz de la crisis, fue aplazada la cumbre anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que debía celebrarse a mediados de diciembre en Tailandia.