AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad de Costa Rica, Roberto Solórzano, renunció a su cargo en medio de un escándalo que vincula al subdirector del organismo a una red de estafadores, informó el gobierno.

"El Ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, anunció que ha sido aceptada la renuncia al cargo presentada por el director general de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS), Roberto Solórzano", indicó un comunicado oficial.

Arias, a cuyo Ministerio está adscrito el órgano de inteligencia, dijo que "lo que sucedió en la Dirección y que motivó la separación del subdirector, el señor Roberto Guillén, ha sido desgraciadamente lamentable para nosotros. El mismo Roberto Solórzano reconoce que no se puede ocultar que hubo negligencia en el manejo de los temas de seguridad".

En reemplazo de Solórzano, Arias designó al viceministro de Seguridad, José Torres, quien tendrá las nuevas funciones como recargo.

El ministro añadió que el Poder Ejecutivo prepara una reforma integral a las leyes que regulan la DIS, para lo cual pedirá asistencia de gobiernos amigos, como los de Chile y Colombia, con mayor experiencia en el campo.

Suplantaban la identidad de las personas

El 18 de noviembre, la Policía Judicial detuvo al jefe de operaciones de la DIS en la práctica subdirector de la entidad, como sospechoso de integrar una organización que se dedicaba a suplantar la identidad de numerosas personas para sustraer dinero de sus cuentas bancarias.

Según las investigaciones, Guillén habría utilizado la conexión de la DIS a una página de datos de Internet para obtener abundante información de algunas de las personas que resultaron perjudicadas con los robos.

La organización delictiva suplantó la identidad de las víctimas, falsificó documentos y cobró cheques por un total equivalente a unos 358 mil dólares.