•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, de México admitió hoy ante el Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de Naciones Unidas, ONU, en Ginebra que la desaparición forzada constituye un grave problema de seguridad en México.

Al realizar una exposición sobre la situación ante el Comité, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, indicó que los derechos humanos en México "enfrentan actualmente una de sus etapas más críticas y desafiantes".

González indicó que si bien estos nunca habían alcanzado el grado de reconocimiento que tienen desde una reforma constitucional de junio de 2011, "los hechos evidencian la falta de congruencia entre lo dispuesto por las normas y la realidad".

"La impunidad que la sociedad advierte y los altos niveles de violencia e inseguridad que se viven ocasionan que los derechos humanos sean vistos más como una situación meramente discursiva o teórica, que como un aspecto práctico y real", expresó el funcionario en su discurso, difundido en un comunicado por la CNDH.

El ombudsman también resaltó la importancia de que en México se realice una labor de sistematización y depuración de las bases de datos que se tienen sobre casos de desaparición forzada.

Ello, precisó González, debe realizarse "mediante adecuada metodología y criterios claros", que permitan además establecer en qué casos existe implicación de agentes del Estado.

Se debe igualmente "definir en cuáles casos la responsabilidad se imputa a la delincuencia organizada y aquellos que correspondan a personas reportadas como no localizadas", recomendó.

Proponen estrategias

El presidente del organismo público autónomo también dijo que en México se requiere aprobar una ley general sobre desaparición forzada, expedir el reglamento de la ley del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, crear un Sistema Nacional de Información Genética, entre otros.

La CNDH es una de las 37 organizaciones que enviaron informes al Comité de la ONU para que los tenga en cuenta en la evaluación que hará entre hoy y mañana a un informe sobre desaparición forzada que le entregó el Gobierno mexicano el año anterior.

La desaparición de 43 estudiantes en el estado de Guerreo el pasado 26 de septiembre a manos de autoridades corruptas y el cártel Guerreros Unidos es uno de los casos que se trata en la evaluación.