•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Casi cuatro años después de que un escándalo sexual en Estados Unidos arruinara su brillante carrera, el exdirector del FMI, Dominique Strauss-Kahn, negó ayer ante un tribunal conocer a dos de los principales acusados que son juzgados junto a él por proxenetismo.

Durante su breve comparecencia en este primer día de proceso por proxenetismo agravado en la ciudad francesa de Lille (norte), DSK, como se le conoce en Francia, afirmó que nunca se reunió con el proxeneta “Dodo la Saumure” ni con René Kojfer, a quienes la acusación considera como los organizadores de las fiestas con prostitutas en las que habría participado Strauss-Kahn.

Asimismo, el ex número uno del Fondo Monetario Internacional, de 65 años, aseguró que “nunca” fue al Carlton, hotel de lujo de Lille que dio nombre al caso y a donde René Kojfer, encargado de relaciones públicas del establecimiento, llevaba presuntamente a las prostitutas.

14 acusados

Durante la primera audiencia consagrada a cuestiones de procedimiento, DSK apareció serio pero tranquilo junto a otros 13 acusados. Los magistrados del tribunal correccional de Lille rechazaron celebrar el proceso a puerta cerrada.

Aunque el tribunal se sumergirá de lleno en el caso a partir del hoy por la mañana con el interrogatorio de Kojfer, la comparecencia de Strauss-Kahn no se espera hasta mediados de la próxima semana. La duración inicial del juicio es de tres semanas.

Acusado de ser el principal beneficiario e instigador de fiestas libertinas en París y Washington, Strauss-Kahn fue por mucho tiempo el favorito de los sondeos en la elección presidencial francesa de 2012.