AP
  •   SAN JOSE  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno analizará cambios legales y una reestructuración interna de la Dirección de Inteligencia (DIS) luego de la renuncia de su director a causa de la implicación de un subalterno en el robo fraudulento en cuentas bancarias de varios ciudadanos.

El ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, confirmó que el viceministro de esa cartera, José Torres, asumirá la dirección de la DIS en adición a las responsabilidades de su actual cargo y en sustitución de Roberto Solórzano.

Además dijo que solicitará la cooperación de Chile y Colombia "para analizar sus y mejorar la vigente legislación". "Lo que sucedió fue lamentable porque se debió a una falta de control, es algo que no debería haber pasado y hay responsabilidades en esto", agregó Arias.

La DIS es una dependencia adscrita y dependiente del ministerio de la Presidencia. Solórzano se encontraba de vacaciones cuando el subdirector de la Dirección, Roberto Guillén, fue detenido el 19 de noviembre por sospechas de que forma parte de una banda que utilizó su acceso a una base de datos operada por la firma Datum, de la cual tomaban información de posibles víctimas, como propiedades, números de teléfonos y de cuentas bancarias que luego saqueaban falsificando cheques.

Robos equivalen a 360 mil dólares
La policía calcula que los robos cometidos por la red ascienden al equivalente de 360 mil dólares. Guillén fue destituido del cargo pero, a pesar de las sospechas, se encuentra en libertad con algunas medidas cautelares mientras la policía judicial avanza con la investigación.

Solórzano, quien ocupaba la dirección de DIS desde mayo del 2006, se reunió el martes con Arias y le presentó su renuncia, en la que reconoció que hubo "negligencia en el manejo de la clave de Datum".

Como parte de los cambios, Arias señaló que Torres se encargará de "una reestructuración total de la agencia y además vamos preparar un proyecto de ley para actualizar la legislación que regula la DIS con una que garantice que no se pueda cometer ningún tipo de abuso a los derechos de los ciudadanos".

Algunos consideran que sería mejor cerrar la Dirección. El director local que la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Jorge Mora, quien cree que Costa Rica, por su institucionalidad democrática y sus libertades, debería abolirla.

"Es muy fácil brincarse la cerca"
"La labor de inteligencia de hechos que pueden atentar contra la seguridad del estado es fundamental para los gobiernos pero con frecuencia se transforman en policías políticas y se convierte en un tema peligroso, porque es muy fácil brincarse la cerca", manifestó Mora.

Arias defendió su continuidad al apuntar que "es una dirección que se preocupa por temas de seguridad de estado, tiene su razón de ser. Si sigue adscrita o no a Presidencia es algo que se puede discutir, pero debe existir".

La DIS es un órgano informativo del presidente en materia de seguridad nacional, con el fin de prevenir algún riesgo para la integridad territorial y coordina la vigilancia en asuntos de Estado, según la ley que la rige. Tiene como limitantes no poder realizar allanamientos, detenciones ni interrogatorios.

El organismo fue investigado en 1996 cuando algunos medios denunciaron que realizaba espionaje telefónico, lo que provocó la renuncia del entonces director.