AP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sicarios dejaron una cabeza humana con un cuchillo en la boca dentro de una cubeta que fue abandonada fuera de las instalaciones de la V Zona Militar, en la ciudad de Chihuahua,  informó la subprocuraduría estatal.

En el lugar, donde se reportan reportaron diez asesinatos,  también dejaron cartulinas con denominados 'narco-mensajes', cuyo contenido no fue revelado.

En la misma ciudad, una noche antes fue ejecutado un comandante de la Policía Ministerial Investigadora, identificado como Víctor Nátera Batres, quien circulaba en una camioneta de la Procuraduría Estatal rumbo a su domicilio cuando fue interceptado y asesinado por un grupo de hombres armados.

Otro cuerpo apareció muy cerca del monumento conocido como la puerta de la ciudad de Chihuahua.

Tres ultimados a balazos

En Ciudad Juárez, la urbe más violenta de México, tres jóvenes de entre 16 y 21 años fueron ultimados a balazos a una calle de una estación policial por un comando que se desplazaba en dos camionetas.

Otro crimen "fue cometido en un cuarto del Hotel Campesino en la zona centro de Juárez, donde empleados encontraron en un cuarto a un hombre sin vida al que mató otra persona del sexo masculino no identificada", señala el organismo.

En la parte sur de la ciudad y a un costado del aeropuerto, fue localizado sin vida un hombre de unos 25 años que presentaba varios balazos en el cuerpo y la cabeza.

En tanto, en la carretera de Chihuahua a Ciudad Juárez encontraron tres hombres sin vida que presentaban huellas de tortura y varios balazos en el cuerpo.

Población vive aterrorizada

La población de Juárez, cuenta con 1,3 millones de habitantes, vive aterrorizada por una ola de violencia que ya ha causado más de mil 900 homicidios desde enero, debido a la disputa entre los cárteles de Juárez, a cargo de Vicente Carrillo, y el de Sinaloa, encabezado por el prófugo Joaquín "Chapo" Guzmán, que buscan controlar las rutas de trasiego de droga hacia Estados Unidos.

El gobierno federal lleva a cabo una lucha frontal contra los cárteles del narcotráfico con el despliegue de 36 mil militares en diferentes áreas del país, aunque más de cuatro mil 500 personas han muerto en este año en México en asesinatos relacionados con el crimen organizado.