•   Ammán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Jordania anunció ayer haber lanzado varios bombardeos contra posiciones del grupo Estado Islámico (EI) tras haber prometido responder a la ejecución del piloto jordano, quemado vivo por los yihadistas.

La familia del piloto pidió por su parte la “destrucción” de la organización yihadista. “La fuerza aérea de Jordania lanzó operaciones aéreas contra posiciones del grupo Estado islámico”, dijo un funcionario que pidió no ser identificado.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que condenó “la brutalidad” del EI, se reunió ayer para hablar sobre el conflicto en Siria, donde la presencia del EI ha eclipsado la revuelta contra el régimen de Bashar al Asad que empezó en 2011.

Con la coalición

Jordania, que tiene frontera con Siria e Irak, participa en los ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el EI en Siria, donde el piloto fue secuestrado en diciembre, tras el accidente de su cazabombardero.

El rey Abdalá II de Jordania visitó ayer a la familia del fallecido en Karak, una ciudad a 120 kilómetros de la capital jordana, donde se instaló una gran tienda y los aviones sobrevolaron la zona para dar un último homenaje al piloto.

Tras haber reunido el miércoles a los altos responsables militares del país, Abdalá, que acortó su viaje a Estados Unidos, dijo que “la sangre del mártir Maaz al Kasasbeh no se habrá vertido en vano y la respuesta de Jordania y de su ejército (...) será severa”.

Apoyo de jordanos

Según varios analistas, la atrocidad de la ejecución de piloto, que fue quemado vivo dentro de una jaula, ha llevado a todos los jordanos a apoyar a su gobierno, por lo que Jordania “podría incluso plantearse una intervención terrestre”, dijo Hasan Abu Haniyeh.

En el vídeo difundido el martes, donde se ve la ejecución, el EI da además, las direcciones de otros pilotos jordanos de la coalición y promete una recompensa de “100 monedas de oro” a quien los mate.

OBAMA CONDENA

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó ayer que “ningún Dios aprueba el terror”, al condenar la brutalidad del Estado Islámico (EI) durante un discurso en Washington en el que también calificó de “buen amigo” al Dalai Lama, presente en el acto.

La fe “nos conduce a hacer lo correcto. Pero también vemos que la fe se malinterpreta y distorsiona (...), y algunas veces se utiliza como arma”, advirtió Obama durante la celebración anual del llamado Desayuno Nacional de Oración, en el hotel Washington Hilton.

Al Qaeda en Yemen anunció ayer la muerte de uno de sus jefes, Hareth al Nadhari, y de otros tres miembros en un ataque de un dron estadounidense a finales de enero, en este país sin gobierno y sumido en el caos.

Se trata de unos de los tres ataques con drones contra Al Qaeda en la Península Arábiga (Aqpa) desde que el presiente estadounidense Barack Obama, anunció el 25 de enero, que la lucha contra esta organización era una prioridad para su país.