elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La iglesia católica salvadoreña agradeció este domingo el impulso que dieron a la beatificación del asesinado arzobispo Oscar Arnulfo Romero los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, pero en especial al actual pontífice Francisco al autorizarla.

"Queremos agradecer a los papas por haber impulsado la causa de monseñor Romero, a San Juan Pablo II, al papa Benedicto, y de modo especial al papa Francisco por su cariño, su admiración y su gran amor por monseñor Romero, pues con tanto entusiasmo y sin descanso ha llevado la causa hasta el final", indicó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

Escobar, en una rueda de prensa tras oficiar la misa dominical en la catedral capitalina, destacó el hecho que el papa Francisco autorizó el decreto en donde se reconoció el martirio de Romero y por ello, dijo, "no hay palabras para expresarle nuestra inmensa gratitud" pues "es una gracia tan grande para nuestra nación".

El pasado martes el papa Francisco reconoció como "mártir" de la iglesia a monseñor Romero, con lo que aprobó su beatificación sin tener que demostrar que realizó algún milagro para llegar a la gloria de los altares.

Romero, llamado la "voz de los sin voz" por denunciar las violaciones de derechos humanos y la represión que sacudía a su país, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador de los escuadrones de la muerte en el momento en que ofrecía el vino y el pan en el altar de una capilla de un hospital para cancerosos en la periferia noroeste de San Salvador.

Una comisión creada por la ONU, tras el fin de la guerra civil salvadoreña (1980-1992), señaló como autor intelectual del asesinato de Romero al mayor del ejército Roberto d'Aubuisson, fundador de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), quien murió de cáncer en febrero de 1992.

Este domingo, aseguró Escobar, en las iglesias de todo el país se efectuaron misas de acción de gracias por la declaratoria del martirio y beatificación de monseñor Romero.

De momento, el Vaticano aún no ha establecido una fecha precisa para el acto en San Salvador en que se beatificará a Romero, que fue asesinado "por odio a la fe", de acuerdo a la iglesia.