AP
  •   Chile  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ex presidente Ricardo Lagos anunció que no postulará a las elecciones presidenciales de 2009, pese a que las encuestas lo identifican como el único candidato oficialista con posibilidades frente al aspirante opositor, el empresario Sebastián Piñera.

"No soy ni seré candidato presidencial", dijo Lagos en una rueda de prensa. Lagos puso término a la indecisión que existía en los dos partidos de izquierda de la coalición de gobierno, el Partido Socialista y el Partido Por la Democracia. El primero quería postular a Lagos y el segundo al actual Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

Los otros dos partidos de la coalición gobiernista -la Concertación de Partidos por la Democracia-- tienen sus propios aspirantes, los cuales deberán competir en las primarias oficialistas, en abril de 2009.

"Estimo que mi contribución el país no pasa por volver a ser candidato presidencial, sino colaborando en la renovación de las ideas y de las diligencias para servir mejor al país", dijo Lagos, quien concluyó su mandato de seis años en marzo de 2000 con un apoyo cercano al 70%.

"Usted ha dado la respuesta a la pregunta", dijo Lagos al ser consultado si apoyará a Insulza, de la misma tendencia política.

Mientras la oposición derechista mantiene hasta ahora a un solo candidato, el oficialismo se había dividido en media docena de aspirantes, incluidos Insulza y el ex presidente Eduardo Frei (1994-2000), del centrista Partido Demócrata Cristiano.

Frei está trabajando en propuestas concretas, mientras Insulza estaba a la espera de la decisión de Lagos.

En enero, elección interna
Los jefes partidarios de la Concertación pusieron como límite el 26 de enero para la inscripción de los precandidatos presidenciales que disputarán, en las internas del 26 de enero, la candidatura presidencial oficialista.

Piñera aprovechó el desorden oficialista para desarrollar una campaña presidencial que en realidad nunca ha detenido desde que en enero de 2006 perdió por el 6,45 puntos en segunda vuelta frente a la hoy presidenta Michelle Bachelet.

Hasta ahora el empresario encabeza todas las encuestas electorales con miras a las elecciones de diciembre de 2009. Es respaldado por la Alianza por Chile, integrada por Renovación Nacional (RN), de centroderecha, y por la Unión Demócrata Independiente (UDI), de ultraderecha. Los militantes de ambos partidos apoyaron la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

Desde el retorno de la democracia, en marzo de 1990, los cuatro gobiernos sucesivos han sido de la Concertación.