elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ejército sirio lanzó hoy una operación al norte de la ciudad de Alepo para bloquear una de las vías principales de suministros de los rebeldes, que conecta con Turquía, y donde al menos 59 personas han muerto, según activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que al menos 39 insurgentes y 20 efectivos gubernamentales han perdido la vida desde la pasada madrugada en los combates.

El opositor Marwan Salem dijo a Efe por internet desde esta zona que la llamada carretera de Castelo está bloqueada por los choques entre los rebeldes y los seguidores del régimen.

El Observatorio señaló que las autoridades tomaron hoy el control de los pueblos de Bashkuai y Raitan, próximos a esa carretera.

La ONG afirmó que en esa área se enfrentan soldados, apoyados por milicianos del grupo chií libanés Hizbulá, las Brigadas palestinas Al Quds y combatientes chiíes iraníes y afganos a miembros del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y otras facciones afines.

Salem indicó que los combates se concentran en las inmediaciones de Bashkaui y se extienden hasta Raitan y Hardatanin.

El activista agregó que con este ataque el ejército quiere también romper el cerco insurgente a las localidades de Nubul y Zahra, de mayoría chií y ubicadas al norte de Alepo.

Por su parte, el portavoz de la brigada Deraa al Uma de Alepo del Ejército Libre Sirio, ELS, Abdalá al Asani, subrayó a Efe por internet que el Frente al Nusra y el Movimiento de los Libres de Sham han enviado refuerzos a la periferia norte de Alepo.

La ofensiva de las fuerzas armadas se enmarca dentro de los esfuerzos de las autoridades de rodear a los rebeldes que se encuentran en el interior de Alepo y bloquear sus vías de aprovisionamiento.

Alepo, la mayor urbe del norte de Siria, fue blanco de una gran ofensiva de los opositores en julio de 2012 y de otras operaciones importantes posteriores, lo que les permitió dominar amplias partes de la ciudad, aunque no lograron hacerse con su control total.

Más de 200,000 personas han muerto en Siria desde el comienzo del conflicto en marzo de 2011, según la ONU.