elnuevodiario.com.ni
  •   Copenhague  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los Estados europeos se esforzaban por tranquilizar a sus comunidades judías tras los ataques de Copenhague, que dejaron dos muertos el fin de semana e hicieron temer un resurgimiento de la violencia antisemita en Europa.

Las banderas ondeaban a media asta en Dinamarca, donde los tiroteos en una sinagoga y en un centro cultural donde se celebraba un acto sobre la libertad de expresión han aturdido a uno de los países más pacíficos del mundo.

Unas 30,000 personas se manifestaron la noche del lunes en Copenhague para homenajear a las dos víctimas asesinadas en sendos ataques en la capital danesa el pasado fin de semana, según cálculos de la policía.

“Esta noche quiero decirles a todos los judíos daneses: no están solos”, afirmó a la multitud la jefa de gobierno, Helle Thorning-Schmidt.

“Un ataque contra los judíos de Dinamarca es un ataque contra Dinamarca”, insistió. “Cuando otros intentan atemorizarnos y separarnos, nuestra respuesta es siempre la de una comunidad unida”, agregó la primeara ministra.

REPERCUTE EN FRANCIA

El presunto autor de los atentados, abatido por la policía el domingo, fue identificado como Omar El Hussein, un danés de origen palestino con un historial de delincuencia.

Lo ocurrido el fin de semana en la capital danesa tuvo una repercusión particular en Francia, donde unos atentados islamistas dejaron 17 víctimas en enero, incluidos varios judíos. París llamó a la unidad nacional para combatir el “islamofascismo”, como lo definió el primer ministro Manuel Valls, que pesa sobre Europa.

Según los servicios de inteligencia daneses, El Hussein se habría inspirado en los ataques de París contra un supermercado de comida judía y la revista satírica Charlie Hebdo, que publicó varias caricaturas del profeta Mahoma.

RECHAZAN LLAMADO

Los judíos de Dinamarca “agradecieron” la mano tendida del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pero rechazaron su llamada a emigrar a Israel.

“Estamos muy agradecidos por la amabilidad del señor Netanyahu, pero dicho esto, nosotros somos daneses, --somos judíos daneses, pero somos daneses--, y no es el terror lo que nos hará marcharnos a Israel”, declaró a la AFP Jeppe Juhl, portavoz de la comunidad judía de Dinamarca.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, volvió a cuestionar la capacidad de las democracias europeas para proteger a sus comunidades hebreas.