elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Coalición Nacional Siria, CNFROS, principal formación política opositora, aún no ha tomado una decisión sobre un alto en fuego en Alepo y espera más aclaraciones por parte del mediador de la ONU, Staffan de Mistura, dijo hoy a Efe una fuente de esta alianza.

"Si el régimen quiere dejar de bombardear Alepo, dejémosle, no nos oponemos a que lo haga", indicó uno de los dirigentes de la CNFROS, Monzer Akbik.

El opositor se refería al anuncio hecho ayer por el enviado especial de la ONU para Siria que el Gobierno de Damasco ha aceptado detener durante un periodo de seis semanas los ataques aéreos y el fuego de artillería sobre la mayor ciudad del norte de Siria; algo que las autoridades del país no han confirmado todavía.

De Mistura adelantó que la ONU solicitará a las fuerzas de la oposición que también detengan el fuego de mortero y el lanzamiento de cohetes en Alepo durante un periodo similar.

Akbik indicó que la CNFROS está a la expectativa de que De Mistura les aclare un poco más su plan para lograr un cese de las hostilidades en esa urbe con el fin de tomar una decisión.

"De Mistura ha dicho que regresará a Damasco próximamente, así que también esperamos que vuelva a reunirse con miembros de la oposición (en Turquía)", señaló.

El anuncio de ayer de De Mistura coincide con una ofensiva del régimen en Alepo y su periferia para arrebatar el control de varias zonas a los insurgentes.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 156 personas murieron el martes en los combates.

De Mistura, que accedió al puesto en julio, ha puesto sobre la mesa una iniciativa para acabar con la violencia en Alepo y, si funciona, extenderla a otras partes del país.

Para Akbik, el diplomático sueco-italiano tiene aún que precisar los detalles de todo el plan para que al final desemboque en una solución política al conflicto "de acuerdo a la legalidad internacional".

"Nosotros respaldamos el Comunicado de Ginebra (aprobado en junio de 2012 por las potencias), que establece la formación de un Gobierno de transición con todos los poderes ejecutivos, incluidos los del presidente", subrayó Akbik, que afirmó que Al Asad no debería desempeñar un papel en dicha transición.