•  |
  •  |
  • END

NUEVA DELHI / AGENCIAS

El aeropuerto internacional de la capital india fue escenario el jueves de una alerta máxima a la seguridad, pero un portavoz de la unidad encargada de vigilar las instalaciones dijo que se había tratado de una falsa alarma.

“Hemos registrado el aeropuerto internacional pulgada a pulgada, y no hemos encontrado nada. Lo mismo en el aeropuerto de los vuelos domésticos. Nada ha ocurrido”, dijo K.R. Singh, el oficial encargado de la Fuerza de Seguridad Industrial Central, responsable de la seguridad del aeropuerto.

Varios canales de televisión, entre ellos NDTV, Times Now y CNN-IBN news dijeron que según informes no confirmados se habían oído tres disparos procedentes de un autobús cerca de la terminal aérea, y que las fuerzas de seguridad estaban investigando.

Las autoridades del aeropuerto, sin embargo, dijeron que esos informes sobre disparos eran una “falsa alarma” y que todas las actividades se llevaban a cabo normalmente.

Hay que destacar que los aeropuertos de la India estaban en máxima alerta después de recibir advertencias de nuevas amenazas, mientras las autoridades dijeron sospechar que dos altos jefes de un grupo miliciano paquistaní proscrito orquestaron los mortíferos ataques en Mumbai.

Prometen medidas enérgicas
Las alertas tienen lugar en momentos en que el presidente paquistaní Asif Ali Zardari prometió a la secretaria de estado norteamericana Condoleezza Rice que su país tomará “medidas enérgicas” contra cualquier elemento involucrado en el hecho.

Las versiones alertaron sobre posibles ataques a tres grandes aeropuertos --Nueva Delhi, Bangalore y Chennai-- y se reforzaron las medidas de seguridad en todo el país. No se difundieron detalles de las amenazas. “Ésta es una advertencia que hemos recibido. Estamos preparados como de costumbre”, dijo a la prensa el jueves el jefe de la Fuerza Aérea, Fali Homi Major.

Guardias fuertemente armados de la Fuerza de Despliegue Rápido emplazaron puestos de control frente a los aeropuertos, mientras otros patrullaban dentro de los edificios aeroportuarios. Varios cercos adicionales de seguridad fueron puestos en práctica y se revisaron las valijas con aparatos detectores de explosivos. “Se ha pedido a los pasajeros que pasaran por controles de seguridad en seis pasos”, dijo Brij Lal, un jefe policial que organizaba las medidas en el aeropuerto de la ciudad norteña de Lucknow.

Nirmala Sharma, una pasajera que viajó de Nueva Delhi a Lucknow, dijo que sus maletas fueron revisadas media docena de veces, y que ella pasó tres veces por detectores de metales. “A veces parecía tedioso, pero responde a las necesidades del momento”, comentó.

Prosiguen investigaciones de ataques
Las evidencias recogidas hasta ahora apuntan a dos miembros del grupo paquistaní proscrito Lashkar-e-Taiba, como los planificadores de los ataques, según dos funcionarios del gobierno indio.

Se cree que ambos, Zaki-ur-Rehman Lakhvi y Yusuf Muzammil, están en Pakistán, agregaron. Lakhvi fue identificado como jefe de operaciones del grupo y Muzammil como jefe de operaciones en Cachemira y otras partes de la India.

El único atacante sobreviviente, Ajmal Amir Kasab, de 21 años, dijo a la Policía que Lakhvi lo reclutó para la operación, y que los atacantes llamaron a Muzammil por un teléfono vía satélite después de capturar una embarcación india en ruta a Mumbai. Durante los ataques, los pistoleros usaron teléfonos portátiles arrebatados a huéspedes del hotel para llamar a la ciudad paquistaní de Lahore.

Los funcionarios indios hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a hablar públicamente sobre el caso.