•   Grecia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta del Parlamento griego Zoé Constandopulu, anunció ayer que en los próximos días se creará una comisión parlamentaria para reclamar a Alemania la devolución del préstamo obligatorio y las reparaciones de guerra a las víctimas de la ocupación nazi.

“Tenemos la obligación de ponernos al día con nuestras acciones y proyectos para reclamar una indemnización por la atrocidad, la devolución del préstamo de ocupación, la indemnización de las víctimas y la devolución de los tesoros arqueológicos robados”, dijo Constandopulu en un discurso durante un acto en memoria de las víctimas en Megalópolis.

En esta ciudad del Peloponeso, 212 personas fueron asesinadas por las fuerzas de ocupación alemanas el 24 de febrero de 1944.

“Mi presencia aquí representando al Parlamento griego es para señalar que el sacrificio de todos los que fueron masacrados y ejecutados durante la ocupación nazi es una fuente de inspiración y compromiso”, expresó la presidenta.

Una prioridad

Junto a Constandopulu estuvo el ministro adjunto de Defensa, Kostas Ísijos, quien destacó que las reparaciones de guerra son “una prioridad de este Gobierno”.

Afirmó que el Ejecutivo pedirá la indemnización a las víctimas “reclamando el préstamo de la ocupación” y la devolución “de más de 10,000 tesoros arqueológicos robados”.

“No es sólo un compromiso retórico, es una obligación moral y política de la historia de nuestro pueblo”, destacó Ísijos.

En su primera declaración como primer ministro en el Parlamento, Alexis Tsipras ya anunció que reclamará a Alemania la devolución del préstamo forzoso que Grecia le dio a la Alemania nazi y que pedirá reparaciones de guerra para las víctimas de la ocupación.

Se trata del préstamo de 476 millones de reichsmark (moneda utilizada en Alemania hasta 1948) que nunca fue devuelto a Grecia y cuyo valor actual ascendería a entre 7,000 y 11,000 millones de euros, según diversos cálculos.

El Gobierno alemán considera que el tema de las reparaciones de guerra a Grecia quedó saldado en 1990 en el tratado con las potencias aliadas que hizo posible la reunificación alemana.

El argumento fue repetido recientemente por el ministro de Economía y vicecanciller Sigmar Gabriel, pero Grecia no está entre los firmantes de aquel tratado entre las dos Alemanias, la antigua Unión Soviética, Francia, el Reino Unido y EE.UU.

Planean reformas

Atenas trabajaba el fin de semana en la lista de reformas que debe presentar hoy a sus socios de la eurozona para lograr el visto bueno a la prolongación del plan de ayuda, pero sin traicionar sus promesas electorales.

El gobierno de izquierda radical se resignó a colaborar con sus acreedores de la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero intentará aprovechar el escaso margen de maniobra que le concedieron sus socios de la eurozona.

“Los textos europeos siempre tienen una imprecisión creativa”, aseguró Giorgos Katrougalos, ministro griego de la Reforma de la Administración en una radio local.

El ejecutivo de Alexis Tsipras consiguió la posibilidad de presentar su propia lista de reformas a la eurozona. Ahora espera cierta tolerancia que le permita librarse de varias obligaciones impuestas por sus acreedores, siempre y cuando se preserve el equilibrio de las finanzas públicas.


Se muestran optimistas

Lista• El Gobierno griego se muestra optimista sobre la aceptación que tendrá la lista de reformas que presentará hoy a los socios de la eurozona para lograr la extensión de la financiación durante cuatro meses.

Así de positivo se mostró el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, quien aseguró que estas reformas serán “casi seguro” aceptadas por Bruselas, el siguiente paso se dará una vez las instituciones analicen su contenido.

Varufakis explicó que si la respuesta es afirmativa “habrá una conferencia telefónica con las instituciones y automáticamente avanzará el proceso”, en caso contrario “se celebrará un nuevo Eurogrupo”.

Las propuestas griegas serán examinadas durante una conferencia telefónica en que participará el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovisi, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Según fuentes gubernamentales citadas por la prensa local, la lista incluirá una serie de cambios estructurales, pero no medidas fiscales u objetivos específicos.