elnuevodiario.com.ni
  •   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades ucranianas acusaron hoy a los rebeldes prorrusos de reagrupar el armamento pesado en otras zonas del frente, concretamente junto a la ciudad de Mariúpol, en lugar de retirarlo como establecen los acuerdos de Minsk firmados el pasado 12 de febrero.

"Continúa el acercamiento a la línea de separación (entre las posiciones de los dos bandos) del armamento y efectivos (de las milicias). En primer lugar, en el frente de Mariúpol", segunda ciudad más importante de la rebelde región de Donetsk, leal a Kiev, denunció el portavoz del mando militar ucraniano, Andréi Lisenko.

Lisenko desmintió que los separatistas hayan iniciado hoy la retirada de su armamento pesado a una distancia de 50 kilómetros de la línea de frente que existía para el 19 de septiembre del año pasado, como aseguró esta mañana el número dos del mando militar rebelde, Eduard Basurin.

"Hoy hemos retirado nuestro armamento pesado de las zonas de Debáltsevo, Górlovka, Donetsk y Telmanovo", anunció el subjefe de las milicias de Donetsk, Eduard Basurin, citado por DAN, la agencia de noticias de los prorrusos.

Poco antes, señalaba que las milicias retirarían hoy del frente 96 piezas de artillería D-30, de 122 milímetros.

También los separatistas de la vecina Lugansk aseguraron haber retirado ya gran parte de su artillería pesada emplazada en la zona de Debáltsevo, escenario de cruentos combates hasta la semana pasado.

"Son sólo palabras", reaccionó a las declaraciones de los rebeldes el mando militar de Kiev, que acusó a los sublevados de "reforzar al contrario sus unidades y acumular municiones".

Aunque los dos bandos se comprometieron hace unos días a empezar el pasado fin de semana la retirada del armamento pesado, Kiev reiteró hoy que la medida, estipulada por el segundo punto de los acuerdos de Minsk, no se tomará hasta que el alto el fuego en el frente sea total.

"En cuanto las milicias respeten durante dos días el alto el fuego, será la única señal para empezar la retirada" de la artillería, subrayó Lisenko.

Poco antes, las autoridades ucranianas acusaron a los rebeldes de violar en 12 ocasiones el alto el fuego que oficialmente rige desde hace más de una semana en el este de Ucrania.