•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ocho policías, incluyendo un subteniente, murieron  y uno resultó herido al ser atacados con cargas explosivas por supuestos rebeldes en una zona del noreste del país, informaron las autoridades.

El incidente se produjo cerca de las 09.00 de la mañana en la zona de Fortul, en el departamento de Arauca, a unos 355 kilómetros al noreste de Bogotá, indicó en conversación telefónica el coronel Luis Ortiz, comandante policial en Arauca.

El oficial dijo que el convoy policial se desplazaba en un auto y dos motocicletas cuando fue atacado a distancia con cargas explosivas en el suelo, pero también estiman que pudo ser atacado lanzándoles al mismo tiempo cilindros de gas que rebeldes suelen rellenar de explosivos y metralla.

Llamado emergente
El grupo policial iba encabezado por el subteniente Jaime Gómez Mancilla, quien murió junto a siete de sus patrulleros. De acuerdo con la policía, el grupo se desplazaba desde su sede en Fortul hacia el cementerio de esa población porque habían recibido más temprano una llamada telefónica anónima informando de la presencia de un cadáver a las afueras del campo santo.

El oficial atribuyó inicialmente el ataque al frente 10 de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que opera en la zona, donde también hay unidades del insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN).