AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los precios del petróleo siguen en declive y el barril se coloca por debajo del umbral de los 40 dólares en Londres, un nuevo mínimo en casi cuatro años, en un mercado que teme una contracción de la demanda mundial de crudo.

Una de las causas que provoca baja en la cotización es la pérdida de 533.000 empleos en noviembre en Estados Unidos, que situó la tasa de desocupación en el 6,7%, su máximo nivel en 15 años.

Hacia las 10 de la mañana en Nicaragua, horas después de la publicación de esas cifras por parte del Departamento de Trabajo, las cotizaciones del Brent del Mar del Norte bajaron hasta 39,50 dólares el barril en Londres,  por primera vez desde el 6 de enero de 2005.

En Nueva York, el barril West Texas Intermediate (WTI) se colocó por debajo de los 43 dólares y cotizaba a 42,40 dólares, también un récord mínimo desde enero de 2005.

Las cotizaciones perdieron más de 100 dólares desde su récord histórico de mediados de julio a más de 147 dólares. "Hace un frío que pela en el NYMEX", exclamó el corredor estadounidense Stephen Schork, al constatar el enfriamiento de los precios.

Aceleración en esta semana
La caída se aceleró esta semana, cuando los precios pasaron por primera vez por debajo de los 45 dólares en Londres y Nueva York. En los últimos siete días, el petróleo abandonó hasta 13 dólares en Londres, es decir, alrededor de un 20% de su valor.

Una lluvia de anuncios negativos confirmó la gravedad de la crisis económica en Europa y Estados Unidos, así como una ralentización marcada del crecimiento en los países emergentes. Hasta ahora, los operadores contaban con estos mercados para compensar el declive de la demanda de oro negro en los países industrializados. Un contexto económico que presagia casi una inevitable contracción de la demanda petrolera en 2008 y 2009.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó a la baja sus previsiones de demanda mundial para el periodo 2008-2013 y anticipa ahora un crecimiento anual de 1,2% frente a 1,6% en julio, según un informe publicado.

Recesión afecta la Eurozona
Entre los datos más determinantes de esta semana figuran los anuncios de que la recesión ya golpea a Estados Unidos y que se prolongará en la Eurozona en 2009.

Como colofón, el inmovilismo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que en su reunión del sábado pasado en El Cairo decidió mantener sin cambios su oferta, pese a que los mercados esperaban una reducción para frenar la caída de los precios.

La OPEP, en cambio, podría anunciar un recorte significativo de la producción en su próxima cita el 17 de diciembre en Argelia. "¿Qué es lo que impide a los precios del petróleo en Nueva York caer por debajo de los 40 dólares e incluso de los 30 dólares? Absolutamente nada", afirmó Stephen Schork.

Las cifras del desempleo estadounidense en noviembre acabaron por arrastrar a los precios a nuevos récords mínimos.