•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los presidentes de países de Centroamérica acordaron adoptar una moneda única, entre otras medidas para fortalecer la integración regional, según anunciaron en una declaración al término de una cumbre en Honduras.

La declaración dice que los mandatarios acordaron "promover las acciones necesarias que profundicen la formación de una conciencia de carácter regional, que otorgue a la ciudadanía un sentido de identificación y pertenencia a Centroamérica como región unida, mediante las siguientes acciones: perfeccionar la emisión del pasaporte centroamericano, la adopción de una moneda centroamericana como unidad de intercambio".

A la vez resolvieron "la homologación de leyes: migratorias, de educación y de seguridad democrática, entre otras, que dé una mayor cohesión a la Integración Centroamericana y que asegure a la ciudadanía los beneficios de la integración".

"Para ello, se instruye a la Secretaria General del SICA, presentar a la XXXIV Reunión de Presidentes un informe sobre el estado de situación de estos temas", agregó la declaración de 41 acuerdos aprobada tras la cumbre en San Pedro Sula, segunda ciudad de Honduras, 240 km al norte de la capital.

De igual manera, aprobaron un "plan de medidas urgentes" para enfrentar la crisis financiera internacional, que contempla la creación de un fondo común de crédito y estimular el comercio intrarregional.

"Aprobamos el documento Plan de Medidas Urgentes para atender en la región el impacto de la crisis financiera internacional e instruimos a las autoridades competentes a implementar oportunamente las medidas contenidas en dicho plan", dice una declaración de 11 páginas aprobada por los gobernantes.

En una declaración de 41 puntos, los mandatarios acordaron "apoyar la creación del fondo común de crédito, económico y financiero para el desarrollo de la región en el contexto de las negociaciones Centroamérica-Unión Europea".

Apoyo a la producción
Asimismo, acordaron "dar prioridad inmediata a la inversión en infraestructura productiva de apoyo a la producción, en especial a los caminos de penetración", "impulsar la producción agroalimentaria y el consumo" y "promover programas de estímulos al comercio intrarregional".

Otras acciones son "identificar mecanismos focalizados para el otorgamiento de incentivos a los sectores productivos", "mejorar la productividad de la micro, pequeña y mediana empresa" y "fortalecer la integración regional" en la que "la unión aduanera se torna entre los instrumentos estratégicos".

Los gobiernos también desarrollarán "una política social en apoyo a los sectores más vulnerables y fortalecimiento de las redes sociales" así como "propiciar la coordinación de las políticas de captación de inversión extranjera y alianzas públicas y privadas" así como establecer programas para la reinserción de los migrantes.

Los mandatarios también acordaron que los bancos centrales traten de "mantener la prudencia de la política monetaria en los países que proceda, propiciando las condiciones monetarias e financieras necesarias para mantener la estabilidad de precios que coadyuve al crecimiento económico".

Estabilidad bancaria
Los mandatarios se comprometieron también a "resguardar la estabilidad del sistema financiero fortaleciendo los mecanismos para proveerles liquidez" y "ampliar, fortalecer y sistematizar los canales de comunicación de los bancos centrales con el públicos".

Asistieron a la cumbre, además del mandatario hondureño Manuel Zelaya, los presidentes Alvaro Colom (Guatemala), Elías Antonio Saca (El Salvador) y Daniel Ortega (Nicaragua) así como Marco Vinicio Ruiz (ministro de Comercio Exterior de Costa Rica), Gaspar Vega (viceprimer ministro de Belice), Samuel Lewis Navarro (vicepresidente y canciller de Panameña) y Rafael Albuquerque (vicepresidente de República Dominicana).

"En este período se ha dado una crisis muy profunda en el sistema financiero, la cual afecta en forma directa a nuestros países, las economías más vulnerables, las sociedades que tenemos más niveles de pobreza lógicamente somos las primera afectadas", afirmó Zelaya al inaugurar la cumbre.