•   Atenas, Grecia  |
  •  |
  •  |

Los incidentes violentos se extendieron este domingo a las principales ciudades de Grecia, al día siguiente de la muerte de un adolescente de 15 años, fallecido por disparos de un policía en un altercado entre jóvenes y fuerzas del orden en Atenas.

Los enfrentamientos continuaban esta mañana en Atenas, donde jóvenes encapuchados lanzaban piedras y cócteles molotov contra la policía, a lo que las fuerzas del orden respondían con gases lacrimógenos. El centro de la capital ha sido cerrado por la policía.

El ministro del Interior, Prokopis Pavlópulos, y la policía expresaron su "profundo dolor" por la muerte del adolescente. El ministro condenó lo que calificó de "incidente aislado", y pidió que los responsables reciban un "castigo ejemplar". Tres fiscales están investigando los hechos.

Cientos de personas se manifestaron durante la noche en el centro de Atenas y en las grandes ciudades para protestar por la muerte de Andreas Grigorópulos, que recibió tres disparos de un policía durante un incidente entre jóvenes y fuerzas del orden en la capital griega el sábado de noche.

Joven muere en camino al hospital

El incidente que produjo la muerte del adolescente tuvo lugar a las 21H00 locales (19H00 GMT) del sábado. Andreas  Grigorópulos,  de 15 años y miembro de un grupo de unos treinta jóvenes que había tirado piedras y otros objetos contra un vehículo policial, recibió tres disparos de uno de los dos agentes que iban en el coche y que se bajó con la intención de detenerlos.

Herido en el pecho, el adolescente fue trasladado a un hospital cercano, donde los médicos certificaron el fallecimiento.

Tras conocerse su muerte, cientos de manifestantes, la mayoría vecinos del céntrico barrio de Exarchia, donde se produjo el incidente, salieron a la calle para protestar contra la "arbitrariedad" de los policías y contra el Gobierno derechista de Costas Caramanlis y del ministro de Interior, Prokopis Pavlópulos.

El comisario de Exarchia y los dos policías implicados en el incidente han sido suspendidos, según la Agencia de Prensa de Atenas (semioficial).

Violencia se traslada a bancos

Varios jóvenes provocaron además incendios delante de sucursales bancarias y quemaron unos veinte coches en el centro de Atenas, Salónica (norte) y Patras (sur).

Según un balance provisional de la policía, resultaron dañadas las fachadas de 17 bancos en Atenas y de cinco en Salónica, así como numerosos comercios.

En Heraklion, capital de la isla de Creta (sur), tres sucursales bancarias sufrieron daños, mientras que en La Canea, otra ciudad de la isla, fueron lanzados cócteles molotov contra la prefectura.

El ministro del Interior llamó a los grupos de defensa de los derechos humanos y a las organizaciones de izquierda, que han previsto manifestaciones la tarde del domingo en Atenas y Salónica, a no librarse a "actos extremos".

Pavlópulos y el secretario de Estado de su ministerio, Panayotis Hinofotis, presentaron por la noche su dimisión al primer ministro Caramanlis, que las rechazó.