•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió que se recojan "millones de firmas" para darle respaldo simbólico a una solicitud de enmienda constitucional que permita la reelección presidencial indefinida y se declaró dispuesto a ser candidato en 2012.

En un acto  con gobernadores, alcaldes y diputados de su Partido Socialista Unido (PSUV), así como la mayor parte de sus ministros, Chávez ratificó que la solicitud de enmienda constitucional para la reelección se tramitará a través de la Asamblea Nacional, pero pidió apoyar esa solicitud con la recolección de firmas.

"En respaldo de la iniciativa de la Asamblea Nacional, el pueblo recogerá millones de firmas y el gobierno debe ponerse al frente" de esa actividad, dijo.

La solicitud de una enmienda a la Constitución puede realizarse por iniciativa del 30% de los diputados de la Asamblea Nacional, o por 15% de los inscritos en el registro electoral (más de 2,5 millones de personas), o por el presidente en consejo de ministros.

La propuesta debe someterse finalmente a referendo.

El mandatario venezolano explicó que se acordó hacer la petición de enmienda en la Asamblea Nacional por considerar que así el trámite será más rápido que con la recolección formal de firmas, que norma y verifica el Consejo Electoral.

Chávez pidió que el referendo se realice entre fines de febrero o principios de marzo y enfatizó que debe ganarlo "por una gran mayoría".

"Si Dios me da vida y salud, yo seré el candidato (del PSUV) en 2012. Eso no tendrá discusión (...) Mirando el horizonte en el mediano plazo, estoy dispuesto, me siento obligado a estar al frente (del gobierno) por lo menos diez años más: estos cuatro y diez más", dijo el presidente.

Chávez, quien llegó al poder en 1999, fue reelecto presidente de Venezuela en diciembre de 2006, para el periodo 2007-2013. La actual Constitución no le permite otra postulación.

La reelección presidencial indefinida fue uno de los puntos principales de la propuesta de reforma constitucional presentada por Chávez en 2007, que fue rechazada en referendo con 50,7% de los votos.