•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Ecuador expresó  un enérgico rechazo a la acusación del ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, en el sentido de que el presidente Rafael Correa no ha cooperado con Bogotá para solucionar los problemas de seguridad en la frontera común.

La cancillería ecuatoriana señaló en un comunicado que Quito "rechaza de la manera más enérgica (las declaraciones de Santos por) su contenido falso".

"Si el presidente Correa colaborara, el problema de la frontera lo solucionaríamos muy rápido, pero del gobierno ecuatoriano  no hemos recibido ningún tipo de colaboración", aseguró Santos el jueves a la AFP.

"Les hemos dicho en todas las formas dónde está la guerrilla, dónde están los campamentos", pero "les entra por un oído y les sale por el otro", añadió el ministro cuando Quito mantiene rotas las relaciones con Bogotá a raíz del ataque militar colombiano contra las FARC en Ecuador del 1 de marzo.

Añadió que Colombia reportó posiciones que se hallan en su área "lo que confirma que, pese a la enorme ayuda militar, financiera y de inteligencia que recibe, no logra controlar vastas extensiones de su territorio, especialmente en la zona sur en la que operan los grupos armados irregulares, incluidas las FARC, ni tampoco erradicar las miles de hectáreas de plantaciones de coca".

La cancillería además señaló que "resulta inverosímil que Colombia reitera falsas acusaciones y, al mismo tiempo, olvide que ocupa el primer lugar en la región como el país de mayor cultivo y producción de drogas ilícitas y con la mayor presencia de grupos armados irregulares".

Insistió en que Ecuador "ha venido colaborando activamente en el marco del mecanismo de buenos oficios confiado a la OEA para restablecer un clima de confianza entre los dos países".

"El ministerio de Relaciones Exteriores ecuatorianos concluye que las declaraciones del señor Santos reafirman, una vez más, la falta de seriedad de Colombia en su disposición a mejorar el clima de confianza entre los dos países", declaró.