•  |
  •  |
  • EFE

Los dos atentados con coches bomba perpetrados el martes en Argel causaron al menos 62 muertos y varias decenas de heridos, según un nuevo balance de fuentes médicas.

El anterior balance señalaba 52 muertos. "El número de heridos, que fueron distribuidos en varios hospitales de la capital, sigue siendo indeterminado. Es probable que supere un centenar, varios de ellos con heridas graves", según una fuente médica.

El primer atentado fue cometido ante la Corte Suprema y el Consejo Constitucional en Ben Aknoun, en las colinas de Argel. El segundo tuvo lugar en el barrio residencial vecino de Hydra, ante los edificios del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los socorristas se esforzaban el martes por la tarde en extraer a los heridos sepultados bajo los escombros de esos dos inmuebles. Podría haber al menos diez muertos, todos argelinos, entre los empleados de esas dos agencias de la ONU, según un alto responsable de las Naciones Unidas en Argel.

Al menos diez funcionarios de la ONU murieron en el atentado de Argel, según el portavoz del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien no pudo especificar si eran miembros de esa organización o de otra agencia internacional.