•   MUMBAI, India  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los nueve presuntos milicianos islámicos muertos durante los ataques en Mumbai venían de Pakistán, informó la policía india al difundir sus nombres y fotos.

El investigador policial Rakesh Maria, difundió las fotos de ocho de ellos, ya que el cadáver del restante estaba demasiado quemado, junto con los distritos y ciudades de origen de los milicianos. Maria no aclaró cómo habían descubierto las poblaciones de origen. La policía ha interrogado al único miliciano sobreviviente.

India ha atribuido los ataques que causaron 171 muertes al grupo paquistaní Lashkar-e-Taiba y exigido que Islamabad tome medidas.

Pakistán a su vez acentuó la represión al detener a más de 20 personas, pero dijo que no entregará a ciudadanos suyos a la India.

EEUU presiona a Pakistán
Estados Unidos presiona a Pakistán para que ayude a atrapar a los responsables del ataque y evite una crisis entre dos vecinos poseedores de armas nucleares.

La intención de Washington es que Islamabad concentre sus esfuerzos en reprimir el Talibán y al-Qaida sobre todo en su frontera con Afganistán.

En otro orden, el nuevo titular de un centro judío de Mumbai destruido en los ataques prometió reconstruir el edificio. Asimismo, los dueños del hotel Taj Mahal, un símbolo de la ciudad, prometieron reabrirlo con una ceremonia interreligiosa.

Dies días después de los ataques que devastaron Mumbai, el israelí Dov Goldberg, del movimiento ultraortodoxo Jabad Lubavitch, prometió reconstruir la Casa Jabad, en la que murieron seis personas, todas extranjeras. "Nos quedaremos en el centro y lo reconstruiremos más hermoso de lo que era", dijo Goldberg.

Entre los muertos estaban el rabino estadounidense Gavriel Noach Holtzberg y su esposa israelí Rivkah.