•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las fuerzas de seguridad volvieron a enfrentar a manifestantes y a grupos de saqueadores por toda Atenas en el quinto día de incidentes por la muerte de un estudiante a causa de un disparo de la policía.

Los enfrentamientos se dan  fuera de la mayor cárcel del país y en un centro universitario mientras, según la policía, grupos de jóvenes ataban comercios en varias zonas de la capital y bloqueaban calles.

Detención del acusado no calma ánimos
La inculpación del policía al que se acusa de disparar al joven de 15 años Andreas Grigoropoulos no calmó los ánimos ni en Grecia ni en el extranjero, donde varias embajadas griegas fueron el blanco de protestas. Aún así, el primer ministro Costas Karamanlis viajó a la cumbre europea que se celebra el viernes en Bruselas.

El oficial de policía Epaminondas Korkoneas fue acusado de homicidio voluntario, un cargo que en la legislación griega no implica necesariamente premeditación. Korkoneas, cuyo colega implicado en el incidente fue acusado de complicidad, alegó que actuó en defensa propia. Los análisis balísticos revelan que la bala rebotó antes de alcanzar al estudiante, según sus abogados.

Los primeros enfrentamientos de la mañana  comenzaron cuando varios cientos de manifestantes se concentraron ante la prisión ateniense de Korudallos y empezaron a lanzar diversos proyectiles a las fuerzas del orden, según explicó uno de los guardianes de la prisión.

Según una fuente policial, los manifestantes, tras haber sido repelidos por la policía con gases lacrimógenos, iniciaron una sentada ante la cárcel.

Otros grupos de jóvenes también lanzaron piedras contra cuatro puestos policiales en los barrios periféricos, a lo que las fuerzas del orden respondieron con gases lacrimógenos.

Ante la Facultad de Agronomía, situada en un barrio popular sobre la antigua vía sagrada que unía Atenas y Eleusis, al oeste, los manifestantes lanzaron cócteles Molotov a la policía, que volvió a responder con gases lacrimógenos.

Otros incidentes tuvieron lugar en Galatsi, un popular barrio del centro de la capital, y en Nea Smyrni, un barrio acomodado de la periferia.

Según fotógrafos  los incidentes fueron  protagonizados por grupos de jóvenes muy móviles, que actúan rápidamente antes de huir, infiltrándose en las manifestaciones de estudiantes.

Escuelas y Universidades ocupadas
Más de 100 escuelas y 15 campus universitarios seguían ocupados en Atenas y la segunda ciudad del país, Tesalónica, a la espera de la gran manifestación anunciada el viernes por los estudiantes.

Lemas como "asesinos de Estado", "asesinos, pagaréis" o "la democracia da armas, los policías asesinan" están en pancartas de las protestas estudiantiles.

El resultado de seis días, cinco días Nicaragua, de protestas ha dejado decenas de heridos y multitud de bancos, tiendas y edificios oficiales destruidos, seriamente dañados por incendios o saqueados.

Los manifestantes y los sindicatos tratan de canalizar la ira hacia el gobierno conservador, cuya popularidad se hundió en los últimos meses por culpa de la crisis económica y una serie de escándalos políticos.

Los incidentes se extendieron a otros puntos de Europa, como Burdeos, Berlín, Moscú o Estambul.

En España, las manifestaciones realizadas en Madrid y Barcelona, noreste, degeneraron la noche del miércoles en choques con la policía, con un saldo de 11 manifestantes detenidos y varios policías heridos, según los medios españoles.