AP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente Evo Morales dijo que no necesita a los periodistas y anticipó que no dará conferencias de prensa, tras una polémica con un diario local que lo vinculó en un caso de corrupción.

"Las conferencias de prensa es solamente para que insulten al presidente de la república, no necesito más conferencias de prensa", expresó el mandatario en un acto público. "No me pidan conferencia de prensa, ni me consulten; yo no necesito de los periodistas, tengo tantas formas de comunicar, de informar al pueblo boliviano", señaló.

Tensas relaciones
El martes, Morales increpó públicamente a un reportero del diario La Prensa porque en portada de ese día dijo que el mandatario avaló un millonario contrabando en el que está implicado su colaborador más cercano, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

El caso tomó revuelo cuando el ex presidente de Aduana, Cesar López, acusó a Quintana de haber favorecido a 33 camiones con contrabando para pasar libremente a Brasil.

"No me van a callar, tengo derecho a defenderme frente a las humillaciones y ofensas de algunos medios de comunicación... el 10% de los periodistas deben tener dignidad", manifestó Morales, pero aseguró que en Bolivia esta garantizada la libertad de prensa.

Las relaciones entre Morales y la prensa son tensas desde hace mucho tiempo. Morales acusó en reiteradas ocasiones a algunos medios de comunicación de atacarlo sin justificación mientras un estudio de la ANP que agrupa a propietarios de los medios de comunicación calificó al 2008 como "el peor año para la libertad de expresión y de prensa en el país" por las agresiones a periodistas.