Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

BRUSELAS / AP

La Policía detuvo ayer jueves a 14 supuestos extremistas vinculados con al-Qaida en allanamientos en Bruselas y el este de Bélgica, incluyendo un miliciano que al parecer planeaba un ataque suicida.

Las operaciones tuvieron lugar horas antes del comienzo de una cumbre de la Unión Europea con jefes de estado de 27 naciones en Bruselas, aunque el sitio del supuesto ataque no estaba en claro. Unos 250 policías allanaron 16 locales en la capital y uno en la ciudad de Lieja durante la noche, donde confiscaron computadoras, equipos de almacenamiento de datos y una pistola.

“No había más alternativa que intervenir hoy”, dijo el fiscal federal Johan Delmulle a la prensa. Agregó que un sospechoso había grabado lo que parecía un video de despedida antes de un martirio.

“Está claro que tenemos que tomar seriamente la amenaza terrorista”, dijo el primer ministro Yves Leterme al entrar en el edificio de la reunión.

Algunos helicópteros sobrevolaban el lugar y la Policía custodiaba docenas de convoyes automovilísticos que llegaban con los mandatarios.

Delmulle dijo que no se sabía dónde se planeaba el ataque. Los sospechosos habían viajado a Pakistán y Afganistán, y es posible que el plan se haya organizado allí.