AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Decenas de miles de personas se manifiestan en diferentes ciudades de Italia durante una jornada de huelga para protestar contra la política económica del gobierno de Silvio Berlusconi para hacer frente a la crisis.

Éste es el primer gran movimiento obrero contra el gobierno de Berlusconi desde el estallido de la crisis financiera y económica mundial que también afectó a Italia.

A finales de noviembre, el gobierno aprobó una serie de medidas contra la crisis sin haber consultado a los sindicatos, con una inversión de 80.000 millones de euros en varios años. La oposición, sin embargo, denunció que gran parte de estas inversiones ya estaba prevista desde hace mucho tiempo.

El sindicalismo
Convocados por el principal sindicato, el CGIL (izquierda), y apoyados por la oposición de izquierdas, 200.000 personas se manifestaron en Bolonia (norte), 50.000 en Milán (norte), 40.000 en Nápoles (sur), 30.000 en Turín (noroeste) y 10.000 en Génova (norte).

"Hay demasiado desempleo y demasiados trabajadores en situación precaria, los ingresos de los empleados están demasiado tasados y no se hace nada por ayudar a los jubilados", denunció el secretario general del CGIL, Guglielmo Epifani. El sindicalista se felicitó del seguimiento de la convocatoria de huelga, especialmente en las grandes industrias del norte del país.

En la capital, Roma, varios cientos de miles de personas (estudiantes, jubilados y obreros) desfilaron con lemas como "Paguen ustedes su crisis". "Las medidas económicas tomadas por el gobierno no cambian una coma la situación económica (...) Encontrarse frente a esta crisis siendo tan impotente es peligroso", subrayó el responsable de economía del Partido Demócrata (PD, centro izquierda), Pier Luigi Bersani.