•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La demanda que planteó esta semana la Fiscalía Nacional Económica por 13,4 millones de dólares a cada una de las tres mayores cadenas de farmacias en Chile por el alza concertada de precios pone nuevamente en escena antiguas acusaciones de monopolio en el sector farmacéutico local.

La Fiscalía demandó a las cadenas Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand, que controlan el 90% del mercado, a pagar esa multa acusándolas de concertarse para elevar simultáneamente el precio de al menos 222 medicamentos entre diciembre de 2007 y abril de 2008.

Entre los remedios, según la acusación que fue conocida el miércoles, figuran anticonceptivos y medicamentos para el alivio de enfermedades complejas como la diabetes y la epilepsia, que necesitan tratamiento permanente.

"Estas prácticas no pueden ser aceptadas", afirmó el presidente del Colegio Médico, Pablo Rodríguez, mientras el presidente de la comisión de Salud del Senado, Jorge Arancibia, aseguró que de ser comprobada la acusación "merece la más dura de las sanciones".

"Por fin la Fiscalía ha tomado cartas en el asunto. Chile es el único país del mundo donde los productos farmacéuticos están en manos de tres consorcios", sostuvo por su parte Raúl Álvarez, presidente de la Unión de Dueños de Farmacias de Chile que agrupa al 10% restante de farmacias.

Las tres cadenas acusadas tienen 15 días hábiles para presentar su defensa ante la autoridad antimonopólica.

Se aliaban para subir precios
Según la Fiscalía, las farmacias protagonizaron una ardua "guerra de precios" para captar clientes con ofertas. Esto, sin embargo, redujo sus márgenes de ganancias por lo que finalmente habrían llegado a un acuerdo para subir los precios y recuperarse.

"Es evidente que las requeridas, con el objeto de terminar con esta guerra y recuperar los márgenes de rentabilidad perdidos, acordaron, a contar del mes de diciembre de 2007, aumentar los precios de venta a público de, al menos, 222 medicamentos, y disminuir la intensidad competitiva entre ellas, asegurándose así de incrementar sus utilidades", señala la acusación de la Fiscalía.

Las farmacias no son las únicas en la mira: los laboratorios farmacéuticos también podrían ser culpados por colaborar en la colusión de precios.

"Queremos hacer las cosas en orden. Este es un requerimiento contra las farmacias pero hicimos una reserva de acciones si es que hay otras infracciones o actores involucrados", declaró el fiscal nacional económico, Enrique Vergara.

Este año estalló un escándalo cuando un programa de televisión denunció que los vendedores de las farmacias recibían comisiones por favorecer productos de determinados laboratorios, aún en contra de las recetas prescritas por los médicos, y que en muchos casos eran más caros.

Las Farmacias Ahumada,la señalada de aumentar precios, tiene cerca de 300 establecimientos, están también en México y Perú a través de Fasa. Salcobrand tiene en Chile unos 230 locales mientras que Cruz Verde posee más de 500.

Con una oferta que va desde medicamentos hasta chocolates, estas grandes cadenas han florecido en los últimos años repletando las calles de las ciudades chilenas, en un boom que ha barrido con las pequeñas farmacias, incapaces de hacerles frente.