•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Policías fronterizos panameños contuvieron una incursión de seis hombres armados con fusiles de guerra que ingresaron desde Colombia, en un tiroteo en el que resultó herido uno de los intrusos, informó  el gobierno panameño.

Algunos medios especularon que los intrusos eran miembros de algún grupo guerrillero colombiano, pero esta versión no fue confirmada por el gobierno panameño, que los calificó simplemente como "delincuentes".

El tiroteo ocurrió la tarde del jueves en una zona selvática de la provincia fronteriza de Darién, donde los agentes del Servicio Nacional de Fronteras dieron orden de detención al grupo, que respondió con disparos, afirmó el ministro de Gobierno y Justicia, Dilio Arcia.

"El Servicio de Fronteras tuvo que responder ante estos disparos y una de las personas que atacaron al puesto salió herido en una situación que no se podía distinguir  si había fallecido o si estaba herido", señaló Arcia.

"Tratando de recuperar a la persona para darle auxilio médico no se pudo de inmediato, porque hubo intercambio de disparos y se esperó a que cayera el crepúsculo y a las 7 de la noche fue que se capturó" al herido.

Según Arcia, el herido llevaba pantalón de camuflaje, botas de caucho, portaba un fusil M-16, nueve cargadores, además de arreos de combate y un equipo de radio.

"Los calificamos como delincuentes porque primero portan armas y porque no respondieron al llamado del Servicio de Policía de fronteras para que se detuvieran", afirmó el ministro, indicando que los otros cinco intrusos escaparon.

El herido fue ingresado hoy al mediodía bajo fuertes medidas de seguridad a un hospital de la capital panameña.

Moradores del área viven con miedo ante la habitual incursión de personas fuertemente armadas en esas comunidades afirmo la prensa de Panamá