AP
  •   MUMBAI, India  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un pistolero detenido en relación con los sangrientos ataques de hace un mes en Bombay le dijo a la policía que originalmente pensaba tomar algunos rehenes y llamar a los medios de comunicación para hacer algunos reclamos, según el texto de su confesión.

Mohammed Ajmal Kasab, un miliciano sobreviviente de los ataques a la capital financiera ocurridos del 26 al 29 de noviembre y que dejaron 164 civiles y nueve pistoleros muertos, afirmó que él y un compañero que atacaron la principal estación de trenes de la ciudad, habían planeado tomar rehenes y llevarlos hasta el techo del edificio, pero agregó que no pudieron hallar el acceso.

Ambos mataron a decenas de personas dentro de la estación, pero es incierto si en algún momento tomaron rehenes.

Kasab afirmó también que la fecha original del ataque era el 27 de septiembre. El pistolero no explicó porqué se postergaron los ataques.

La policía dijo que Kasab, interrogado reiteradamente desde su arresto, envió por correo un pedido de ayuda legal a las autoridades de Pakistán.

En una carta escrita el jueves, pidió "ayuda legal" al consulado paquistaní y que un representante consular se reuniera con él, dijo el investigador principal de los ataques, Rakesh Maria.

Ningún abogado quiere defenderlo
La carta fue enviada al gobierno de la India para que la entregara a las autoridades paquistaníes, pero no estaba claro si había llegado a los destinatarios, dijo Maria.

Varios abogados indios —entre ellos, prominentes profesionales de Mumbai— se han negado a defender a Kasab en medio de la indignación que han provocado los ataques.

Kasab está preso por asesinato y librar la guerra contra el país, entre un total de 12 acusaciones, pero aún no se han instruido formalmente cargos en su contra.

Según la policía, Kasab, de 21 años, dijo que era paquistaní y miembro de la proscrita organización terrorista Lashkar-e-Taiba.

Islamabad se ha negado a reconocer la nacionalidad de Kasab, alegando que la India no ha suministrado las pruebas correspondientes.