AFP
  •   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un gobernador argentino aliado de la presidenta Cristina Kirchner, se manifestó el sábado contra el posible bloqueo de los tres puentes fronterizos a Uruguay, que prometen realizar ambientalistas de Argentina en guerra contra una fábrica de celulosa en el país vecino.

"Utilizaremos toda la acción política necesaria para evitar los cortes de los tres puentes", dijo Sergio Urribarri, gobernador de la provincia de Entre Ríos (centro-este), en cuyo territorio se localizan los tres pasos terrestres a Uruguay, uno de ellos bloqueado en forma permanente desde hace más de dos años.

El conflicto ambiental surgido cinco años atrás a raíz de la instalación de una planta de celulosa de la firma finlandesa Botnia en la vera oriental de un río de soberanía compartida, enfrió las relaciones entre Argentina y Uruguay, que litigan por el caso en un tribunal internacional.

Ambientalistas de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú (230 km al norte de Buenos Aires) sostienen una dura batalla contra la fábrica, a la que consideran contaminante, y en protesta mantienen bloqueado desde noviembre de 2006 el puente que la une con la uruguaya Fray Bentos, sede de la planta.

Días atrás anunciaron que intentarán bloquear los tres pasos fronterizos en fechas de recambio turístico en la inminente temporada de verano, para frenar el paso de millares de turistas argentinos hacia Uruguay.

Urribarri señaló que su gobierno "va a desalentar cualquier acción colectiva destinada a frenar el turismo a Uruguay y también impidiendo alguna acción solitaria de poquísimas personas para evitar que pongan en jaque económico a toda una comunidad".

Kirchner se manifestó contraria a los bloqueos como forma de protesta contra Botnia, pero se negó a reprimir a quienes los llevan a cabo.