AP
  •   ROMA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Buzos de la policía se zambulleronen las aguas del río Tíber en busca de un turista irlandés que cayó a su cauce mientras presenciaba la crecida, tras varios días de intensas lluvias en toda Italia.

La lluvia cesó el sábado por unas pocas horas pero reapareció por la tarde, y más precipitaciones fueron pronosticadas para el domingo. Empero, los funcionario de protección civil dijeron que la amenaza de que el río se desborde parece haber amainado.

Las tormentas causaron por lo menos cuatro muertos e hicieron que las autoridades capitalinas declararan el estado de emergencia.

El alcalde Gianni Alemanno dijo el sábado que la situación parece estar controlada, pero agregó que la ciudad debe prepararse ante las tormentas del domingo.

Los romanos y turistas se concentraron el sábado en los puentes para ver la actuación de los buzos de la policía y otros equipos de rescate en busca del turista irlandés, identificado por la policía como Vincent Thomas Wall, de 27 años.

Según la policía, Wall cayó al agua durante la noche cuando observaba la crecida del Tíber.

La asociación agropecuaria italiana Coldiretti dijo que las tormentas han causado pérdidas y daños por millones de euros, especialmente en el sur del país.

En Roma, uno de los puentes más transitados — el Puente de Sant'Angelo, cerca del Vaticano — fue cerrado mientras los equipos de defensa civil intentaron rescatar una barcaza que rompió sus amarras y se estrelló contra el puente.