AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los prefectos (gobernadores) opositores bolivianos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Chuquisaca, además de líderes civiles, anunciaron en un comunicado que promoverán el voto por el No a la nueva Constitución que será consultada en un referendo nacional en enero de 2009.

"Este 25 de enero, de forma cívica democrática, vamos a frenar las intenciones de consolidar un Gobierno autoritario en Bolivia, vamos a defender nuestros derechos votando No", señalaron los prefectos en el documento emitido luego de una reunión y citado el domingo por la prensa boliviana.

Los otros cinco prefectos bolivianos mantienen lealtad al presidente Evo Morales que impulsa el Sí a la nueva Carta Magna, consensuada en el Congreso entre oficialismo y oposición a partir de un texto aprobado previamente en medio de incidentes por una Asamblea Constituyente.

Entre las principales razones que la oposición regional arguye para oponerse a la nueva Carta está la posibilidad que abre ésta a una futura reelección del presidente Morales y la distorsión, a su juicio, de su pedido de autonomía.

"No vamos a dejar nuestra suerte librada a la tiranía de un Gobierno que permanentemente atenta contra nuestras libertades ciudadanas, que busca a quienes gritan libertad y justicia, que pretende la toma del poder absoluto y el sometimiento coercitivo de aquéllos que se atreven a denunciar las irregularidades que se cometen", agregó el documento.

El gobierno además "pretende (con la nueva Constitución) perpetuar en el poder al actual presidente de la República, Evo Morales", añade el documento.

Los prefectos opositores anunciaron también que procesarán a autoridades judiciales que ordenaron la detención del prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, recluido en una cárcel de La Paz a la espera de un juicio por genocidio, por la matanza de al menos 20 campesinos oficialistas en una emboscada en septiembre.

El viceministro de Interior, Marcos Farfán, calificó la reunión de los opositores como un "rotundo fracaso" y de "reunión de amigos de siempre defensores de la impunidad (que) quieren que Fernández salga en libertad y los crímenes cometidos queden impunes".