•  |
  •  |
  • END

ROCHESTER, Nueva Hampshire, EU / AP
Las empresas de electricidad indicaron que podrían ocurrir más apagones el domingo en el noreste de Estados Unidos debido a la tormenta de hielo que castigó la zona hace dos días y que ha dejado sin fluido eléctrico a centenares de miles de personas.

Unos 800,000 clientes seguían sin electricidad el sábado por la noche en la parte norte del estado de Nueva York, Masachusets, Nueva Hampshire y Maine.

Los directivos de las empresas de electricidad dijeron que existe la posibilidad de más apagones a medida que los árboles y las ramas dobladas por el peso del hielo recuperan su posición original, afectando a más líneas del tendido eléctrico.

En Nueva Hampshire, las proveedoras de electricidad expresaron que el suministro quizá no quede restaurado en la región sino hasta el jueves o el viernes, una semana después que la tormenta dejara sin luz a 1 millón 400 mil personas.

Los voluntarios que atienden los refugios vieron un notable aumento de ciudadanos que llegaron en busca de abrigo tras la tercera noche sin luz ni calefacción en sus hogares.

“Tengo un apartamento, pero sin calefacción ni agua. Me quedé la noche anterior, pero decidí no repetir la experiencia”, comentó Amy Raymond, de 74 años, que acudió a un refugio en la aldea de Rindge.

Los equipos de reparaciones de toda la región constataron la destrucción de postes del tendido eléctrico, cables y transformadores. No se ha establecido aún la totalidad de los daños porque algunas carreteras siguen intransitables.


Daños continuos
“Reparamos una línea y parece que inmediatamente se cae otra”, comentó Stan Tucker, supervisor de operaciones en Springfield de la empresa de electricidad Central Vermont Public Service Corp. “Parece como si cada línea sufriera problemas múltiples”.

En Nueva York, todas las carreteras --menos cinco regentadas por las autoridades estatales-- fueron limpiadas para el sábado. Nueva Hampshire, Masachusets, Nueva York y Maine declararon el estado de emergencia total o en forma parcial.

Los equipos de reparaciones eléctricas de otras empresas públicas llegaron a la región, procedentes, incluso, de Michigan, Virginia y Canadá.

Por lo menos tres personas murieron a causa de las inhalaciones de monóxido de carbono debido a la tormenta, ya que los usuarios recurrieron a generadores de gasolina en lugares cerrados.