AP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 23 personas se ahogaron después de lanzarse al mar, mientras un transbordador abarrotado de pasajeros naufragaba en el noreste de Filipinas.

Otras 33 personas figuran como desaparecidas luego que el transbordador Maejan, con casco de madera, se hundiera ayer por la noche tras partir de las islas Calayán, rumbo al estrecho de Luzón, en medio de un oleaje fuerte. La embarcación naufragó cuando se hallaba a apenas un kilómetro de su destino, la población de Aparri, en la provincia nororiental de Cagayán, dijo la policía.

El inspector Alex de los Santos dijo que algunos de los casi 100 pasajeros a bordo saltaron a las frías aguas luego que el oleaje rompiera el balancín de bambú del transbordador, causando violentos vaivenes.

Se lanzaron al mar
Algunos pasajeros "se asustaron y agarraron cualquier cosa que pudiera mantenerlos a flote, como bidones de agua y se lanzaron al mar", dijo de los Santos.

El funcionario policial afrimó que la mayoría de los 46 sobrevivientes nadaron hasta llegar a Aparri, donde policías y pobladores los encontraron cerca de la medianoche. Entre los muertos había un bebé de un año. Nadie reclamó aún el cadáver del niño. "Posiblemente los padres murieron con él", dijo de los Santos.

El jefe de la guardia costera vicealmirante Wilfredo Tamayo dijo que el transbordador estaba autorizado para transportar a sólo 50 pasajeros. Informó que se presentarán acusaciones penales contra el propietario del transbordador y contra los tripulantes sobrevivientes del Maejan, una embarcación de 28 toneladas de peso.