•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los exportadores de Bolivia perderán a partir de la próxima semana las Preferencias Arancelarias  Andinas para la Erradicación de las Drogas, ATPDEA, luego de que Estados Unidos excluyera a este país de ese beneficio, acusándolo de incumplimiento en la lucha contra el narcotráfico, una medida que afectará principalmente al sector manufacturero.

El cese de las preferencias arancelarias con Estados Unidos ha generado un clima de intranquilidad entre los empresarios bolivianos textiles y de manufacturas, que son los sectores que realizan las mayores exportaciones bajo la ley norteamericana de Preferencias Arancelarias Andinas para la Erradicación de las Drogas- ATPDEA.

Los empresarios consideraron que estas factorías "podrían colapsar", según el presidente de la privada Cámara Nacional de Industrias, Daniel Sánchez, y que estarían en riesgo alrededor de 50.000 empleos y 500 unidades productivas.

El dirigente fabril Rodolfo Ramos, en declaraciones a Radio Panamericana, expresó su preocupación por esta situación. Aclaró que hasta el momento no se han producido despidos en las fábricas pero si ello sucediera "el gobierno de Evo Morales se tiene que responsabilizar".

El dirigente fabril puso en duda los anuncios del Ejecutivo de buscar mercados alternativos en otros países, como Venezuela, México y Brasil, y aseguró que "hasta el momento no ha salido ni una prenda" a los mercados de esos países.

Morales ordenó la apertura de mercados en China, Irán, India, Brasil, Vietnam y Venezuela, país con el que suscribió un convenio el pasado noviembre.

Brasil amortiguará exclusión
Para el mandatario boliviano un lugar casi seguro para las manufacturas bolivianas es Brasil, pues su colega Luis Ingnacio Lula da Silva le habría prometido en 2006, a poco de llegar al gobierno, que cobijaría las exportaciones que pudieran quedar al margen de la ATPDEA.

Precisamente este lunes en el balneario brasileño de Costa de Sauipe el canciller de ese país, Celso Amorim, dijo que los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- además de Venezuela, intentarán absorber lo que deje de exportar Bolivia como consecuencia de haber perdido el ATPDEA.

"Bolivia tiene interés en controlar la producción de plantaciones usadas para la elaboración de estupefacientes. Y Brasil también tiene interés en que eso ocurra. Por eso los países del Mercosur más Venezuela van a tratar de absorber las exportaciones bolivianas en el marco del ATPDEA", declaró Amorim.

En  octubre el presidente George W. Bush decidió excluir a Bolivia de esa norma porque a su juicio incumplió en los esfuerzos antinarcóticos durante los pasados 12 meses, mientras el presidente Evo Morales, enfrentado ideológicamente a la Casa Blanca, calificó la medida de política.

El gobierno de La Paz asegura que sus resultados en la erradicación de cultivos de coca y decomiso de cocaína superan, por ejemplo, a los de Perú y Colombia.

Para el analista económico Julio Alvarado, con el cese de los beneficios de la ATPDEA "los exportadores bolivianos van a tener que pagar un arancel entre el 16 y el 19% si quieren seguir exportando al mercado estadounidense y eso significa perder competitividad".

La exclusión de la ATPDEA se produce en medio de la peor crisis diplomática entre La Paz y Washington, luego de que el gobierno de Morales aplaudiera la expulsión de los miembros del programa USAID de la región cocalera Chapare en julio y ordenara en noviembre la salida de la zona de unos 30 funcionarios antinarcóticos de la DEA y su oficina financiera NAS.

Morales también declaró persona no grata al embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, bajo el cargo de conspirar contra su gestión, lo que desembocó en similar medida contra el diplomático boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.