AP
  •   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Líderes europeos acordaron el viernes mantener un ambicioso plan para combatir el calentamiento global por medio de recortes en las emisiones de carbono y el uso de energía renovable.

Los países de la UE retaron a Estados Unidos, Rusia y China a seguir su pauta, luego de aprobar un complejo plan para reducir las emisiones de carbono por 20 por ciento para el 2020.

Para consternación de activistas ecológicos, el plan incluye concesiones a la industria pesada y países de Europa Oriental preocupados de que el costo de reducir la contaminación atmosférica obstaculizase el crecimiento económico. Lo costoso del plan había causado críticas en muchos países en momentos en que el continente lidia con una crisis económica.

La cumbre de la UE ofreció incluso incentivos al resto del mundo: Si puede alcanzarse en el 2009 un acuerdo climatológico global por medio de la ONU, el bloque europeo va a ir más allá de lo prescrito, cortando sus emisiones por 30 por ciento para el 2020.

Mientras los líderes de la UE se reunían en Bruselas, delegados de 145 países concluían una reunión climatológica de las Naciones Unidas en Poznan, Polonia.

Acuerdos pueden ser superados
Yvo de Boer, máximo funcionario de la ONU para el clima, dijo que el acuerdo de la UE significa que "pueden ser superados y resueltos obstáculos difíciles para un acuerdo global".

Dijo que el acuerdo es una "señal de la determinación y el coraje de los países desarrollados que el mundo ha estado esperando en Poznan. Muestra al mundo que los ambiciosos objetivos de reducción de emisiones para el 2020 se ajustan a los objetivos de ,levar la recuperación económica en una dirección verde".

El presidente francés Nicolas Sarkozy, que ocupa la presidencia rotatoria de la UE, dijo que el acuerdo es histórico y llamó a los socios globales a seguir el ejemplo de Europa.

Sarkozy dijo que el bloque europeo ahora ha cumplido su promesa, y que es el turno de otros, como Estados Unidos y China, para hacer su parte.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que los planes son "las propuestas más ambiciosas en el mundo".

El acuerdo de la UE inyectaría nueva vida a las charlas climatológicas de la ONU, que se espera que concluyan con un plan de trabajo para conversaciones sobre un acuerdo global para el año próximo.

Los ojos de los rivales económicos de Europa estaban centrados en las conversaciones de la UE para ver cómo el bloque se las arreglaba para equilibrar el crecimiento económico al tiempo que cumplía su promesa de controlas las emisiones de gases de invernadero.

Cumplir objetivos 20-20-20
Diplomáticos europeos negociaron hasta bien entrada la noche sobre los complejos planes para cumplir las promesas hechas el año pasado de conseguir los llamados objetivos 20-20-20: Reducir las emisiones de gases de invernadero por 20% y asegurarse de que 20 por ciento de la energía proviene de fuentes renovables para el 2020.

Desesperada por conseguir un acuerdo, Francia apoyó varias excepciones para las estrictas restricciones que desea que adopten las industrias. Las excepciones están limitadas a sectores de la industria pesada que pudieran emigrar a regiones con leyes ambientales menos severas.

Asimismo, Francia propuso flexibilidad para países muy dependientes de carbón y petróleo para la generación de electricidad — pero el plan de la UE dice que eso debe ser temporal.