•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Estudiantes griegos desplegaron dos banderolas en lo alto de la colina donde se erige la Acrópolis, el monumento histórico más visitado del país, en el décimo segundo día de manifestaciones por la muerte de un adolescente baleado por un policía, indicó una fuente policial.

En un primer momento, unos 50 jóvenes desplegaron una gran banderola que decía "Resistencia" en griego, francés, italiano, inglés y alemán. Minutos después, desplegaron otra banderola en la que decía en inglés: "Decembre 18th, Demonstration of solidarity in all Europe" ("18 de diciembre, manifestaciones de solidaridad en toda Europa").

Esta acción fue organizada por la coordinadora de estudiantes de Atenas que para mañana prevé una gran manifestación en la capital griega, en el marco de protestas cotidianas tras la muerte de Alexis Grigoropulos, de 15 años, baleado por un policía el 6 de diciembre en el barrio ateniense de Exarchia.

Por otro lado, los estudiantes de educación secundaria y superior griegos convocaron una nueva manifestación. Por iniciativa del comité de coordinación de estudiantes, una nueva concentración está prevista frente al edicifio de la Dirección de la Policía en Atenas, escenario de varias manifestaciones en los últimos días.

Según la coordinación estudiantil, cerca de 600 establecimientos escolares -unos 100 según el ministerio griego de Educación- y varias universidades continúan ocupadas por los estudiantes para protestar contra la muerte de Alexis Grigoropoulos en Atenas por un policía. En la madrugada, jóvenes que ocupaban la Escuela Politécnica de Atenas incendiaron un quiosco de prensa cercano a la escuela, precisó la Policía.

En Salónica, tres cartuchos de gas estallaron ante una agencia bancaria provocando daños menores.

Acción imperdonable
El portavoz del gobierno Evanguelos Antonaros tildó esta acción de "imperdonable" porque empaña "la imagen del país en el extranjero".

Por otro lado un grupo de activistas prendió fuego con cócteles molotov a un furgón de las fuerzas antidisturbios a primera hora de la tarde cerca de la Dirección de la Policía de Atenas, sin causar heridos.

Con anterioridad unas 70 personas, que se autoproclaman "trabajadores sublevados", habían invadido la sede ateniense de la mayor central sindical, que seguía ocupada por la noche.