EFE
  •   Moscú  |
  •  |
  •  |

Unos 2.000 soldados de la infantería aerotransportada rusa participan en las maniobras militares que empezaron hoy en la región noroccidental de Pskov, fronteriza con Estonia y Letonia, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

"En las maniobras participan dos batallones tácticos formados por un total de 2.000 hombres y 500 unidades de vehículos y armamento", explicó a Interfax la portavoz de la infantería aerotransportada rusa, Irina Kruglova.

Destacó que durante las maniobras "unos 1.500 militares y 12 unidades de armamento serán lanzados con paracaídas".

Los paracaidistas ensayarán la toma y destrucción de un aeropuerto y también acciones de combate para la defensa de la frontera nacional.

"Las maniobras concluirán el 27 de febrero con pruebas de tiro", precisó Kruglova.

El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, advirtió la semana pasada que ve "un peligro real e inminente" de que Rusia desestabilice los Estados bálticos de Letonia, Lituania y Estonia, y afirmó que la OTAN "se está preparando" para posibles agresiones.

Los tres países bálticos han expresado en numerosas ocasiones la preocupación por su seguridad desde el inicio del conflicto armado en el este de Ucrania, instigado según Occidente por Moscú.

Desde entonces, la Alianza Atlántica ha reforzado ya su presencia en la zona y lo seguirá haciendo en toda Europa del Este, como ha señalado recientemente el secretario general de la Organización, el noruego Jens Stoltenberg.

Tanto Kiev como Occidente acusan a Rusia de apoyar con armas e incluso tropas a los separatistas prorrusos que actúan en el este de Ucrania, escenario de una guerra desde abril del año pasado.