EFE
  •   México  |
  •  |
  •  |

Un hombre murió y más de un centenar de maestros fueron detenidos tras el enfrentamiento que protagonizaron la noche del martes con policías en el puerto mexicano de Acapulco, informaron hoy fuentes sindicales.

Manuel Salvador Rosas, miembro de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), dijo a Radio Fórmula que la víctima fatal es el maestro jubilado Claudio Castillo Peña, de 65 años.

"Perdió la vida a las 04.00 horas (10.00 GMT) por los golpes que recibió", señaló Rosas, quien añadió que Castillo Peña era uno de los 112 maestros "detenidos que se llevaron a los hospitales de Acapulco", en el sureño estado de Guerrero.

En declaraciones a medios locales, el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, dijo no tener reporte sobre la muerte de un maestro y destacó que la Policía Federal actuó "con absoluta pulcritud".

Después de un bloqueo de varias horas de la vía hacia el aeropuerto de Acapulco por parte de integrantes de la Ceteg y de un infructuoso diálogo con las autoridades, un grupo de manifestantes impactó un autobús contra la valla de agentes federales que resguardaban el acceso a la terminal aérea.

Rosas señaló que la Ceteg se deslinda "totalmente de ese camión que llegó a embestir no solo a los cuerpos de granaderos de la Policía Federal, sino a las compañeras que se encontraban haciendo la vaya para evitar caer en provocaciones".

Los agentes respondieron la agresión con el uso de toletes y gas lacrimógeno contra los manifestantes, lo que derivó en un enfrentamiento en el que los maestros utilizaron palos, tubos y piedras.

La Secretaría de Gobernación (Interior) indicó anoche en un comunicado que en los incidentes resultaron heridos por lo menos siete policías y cinco maestros, y también señaló que había detenidos, pero no precisó la cifra.

Sobre el incidente, Ortega aseguró que el Gobierno tiene "un límite de tolerancia" y ayer los maestros lo "rebasaron".

"La autoridad debe intervenir y lo hicimos (...) Hemos sido absolutamente tolerantes al extremo" hasta el punto de que el Gobierno ha recibido críticas de varios sectores, señaló.

La manifestación, que se inició aproximadamente a las 11.00 hora local (17.00 GMT) en demanda del pago de quincenas atrasadas y otras exigencias, fue dispersada unas ocho horas y media después por la Policía Federal.

La Ceteg ha realizado numerosas manifestaciones, algunas de ellas violentas, en contra de la reforma educativa promulgada en 2013, que eliminó privilegios de las agrupaciones gremiales en la contratación, permanencia y promoción del personal docente.

Asimismo, se ha sumado a las protestas por la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela de magisterio de Ayotzinapa a manos de policías y miembros del crimen organizado, ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala (Guerrero).