EFE
  •   Roma  |
  •  |
  •  |

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU ha reanudado la distribución de alimentos entre los refugiados y desplazados en Níger tras los últimos ataques del grupo yihadista Boko Haram.

La organización, con sede en Roma, explicó en un comunicado que ha vuelto a repartir alimentos a los desplazados en la región de Diffa, cerca de la frontera con Nigeria, después de haber suspendido esa actividad temporalmente por motivos de seguridad.

Está previsto que el PMA distribuya hoy comida a más de 3.000 personas en varias aldeas, mientras que para finales de este mes el programa calcula que tendrá 37.000 nuevos desplazados a los que atender en la zona.

"En cuanto el Gobierno de Níger declara una zona de acceso seguro, el PMA y sus socios entran en ella, dando comida a los refugiados y desplazados por el conflicto. Hemos almacenado comida en la región, lo que nos permite responder rápidamente" a ese tipo de situaciones de emergencia, señaló el director de ese organismo de la ONU en Níger, Benoit Thiry.

Más de 100.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Nigeria en las últimas semanas y a refugiarse en Níger huyendo de los ataques de Boko Haram, que ha extendido sus acciones a países vecinos como el propio Níger, Chad o Camerún.