EFE
  •   Santiago de Compostella  |
  •  |
  •  |

El religioso, quien fue detenido por abusos sexuales y un delito relativo a la prostitución, rechazó haber abusado del joven minusválido pero admitió que tuvo relaciones sexuales consentidas con una menor, según su abogado Manuel Bermúdez, quien dijo a Efe que apelará la prisión provisional impuesta a su cliente.

La investigación, comenzó a través de "rumores" en la localidad de O Cebreiro, en la región de Galicia, pero éstos "no tienen fundamento alguno", manifestó el abogado.

En lo referente al delito de prostitución, Bermúdez explicó que el religioso admite "haber tenido relaciones consentidas" con una menor de 17 años, pero puntualizó que en ningún momento existió un "intercambio económico por ellas", en contra de lo que sostiene la Fiscalía.

Según lo indicado por la defensa, la joven mantiene la versión del religioso, pero todavía está pendiente la diligencia de su declaración en sede judicial, que "aún no tiene fecha".

El religioso supone que esta situación derivará en su "expulsión" de la orden a la que pertenece y su abogado ha comentado que pide perdón por su "torpeza" y, además, por las repercusiones que pudiesen tener sus comportamientos en la comunidad franciscana.

El Obispado de Lugo informó en un comunicado que la noticia se refiere a un "hermano franciscano de la comunidad de O Cebreiro", que fue denunciado "directamente ante la Guardia Civil".

El detenido, que residía en la comunidad franciscana en la región de Galicia, no es sacerdote y no tenía encomendado ningún oficio eclesiástico, según el Obispado.

No obstante, ante la presunta gravedad de los hechos, se ha prohibido, de manera cautelar, su presencia en las parroquias, así como cualquier otro tipo de colaboración pastoral en el territorio diocesano.

El Obispado se ha puesto a disposición de las autoridades y ha expresado su respeto por la actuación de la Justicia, para un "rápido y completo esclarecimiento de los hechos".