•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, lamentó ayer la muerte de un adolescente en Venezuela y reiteró el llamado al diálogo entre Gobierno y la oposición para detener la violencia.

Insulza “lamentó profundamente” la muerte de Kluiverth Ferney Roa Núñez, de 14 años, y elogió la “rápida acción” de los órganos de justicia de Venezuela, que imputaron este miércoles a un policía de homicidio intencional calificado.

El líder del organismo regional condenó la violencia “venga de donde venga” y advirtió que la conflictividad no se podrá reducir sin un diálogo entre gobierno y opositores.

“Mientras no se den los pasos necesarios para iniciar un diálogo inclusivo que conduzca a la reconciliación de los venezolanos, otros ciudadanos inocentes pueden ser víctimas de esa violencia”, afirmó Insulza.

Maduro lamenta
Por ello, llamó “una vez más al Gobierno y a la oposición a crear las condiciones para generar un espacio democrático, en el que ese diálogo inclusivo sea posible”.

El martes, mientras un grupo de estudiantes se enfrentaba con policías cerca de una universidad de San Cristóbal, luego de una manifestación, Kluiverth Roa, de 14 años y estudiante de liceo que se encontraba en las cercanías, falleció tras ser alcanzado por un proyectil en la cabeza.

El policía imputado ha sido identificado como Javier Mora Ortiz, de 23 años.

EE.UU. rechaza versión
El Gobierno de EE.UU. negó ayer que esté participando en algún tipo de plan para desestabilizar o derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

“Las alegaciones hechas por el gobierno de Venezuela, de que los Estados Unidos está involucrado en una conspiración de desestabilización y golpe de Estado, son infundadas y falsas”, expresó Jen Psaki, vocera del Departamento de Estado de EE.UU.

Psaki añadió que  en consonancia con los principios consagrados en la Carta Democrática Interamericana, los Estados Unidos reafirma el compromiso de la región con cambios de gobiernos democráticos, constitucionales, pacíficos, y de acuerdo con el Estado de Derecho.

Entre tanto, el secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, aseguró que Venezuela marcha “en la dirección equivocada” por los recientes arrestos a dirigentes opositores y la represión policial contra manifestaciones.

En un segundo llamado de atención al país suramericano en dos días, Kerry condenó el arresto de dirigentes opositores y la represión policial contra manifestantes antigubernamentales.

El Gobierno de Estados Unidos negó ayer que esté participando en algún tipo de plan para desestabilizar o derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.