•   El Vaticano, Italia  |
  •  |
  •  |

Las recientes imprudencias del papa Francisco, que esta semana causaron un “choque diplomático” con México, demuestran que el pontífice dejó de ser “infalible” y comete errores como todo humano.

Las “metidas de pata” del papa latinoamericano, poco dado a la estricta diplomacia vaticana, le han costado críticas en los últimos dos meses de su pontificado y rompen con el principio de la “infalibilidad pontificia”, aunque es más de tipo doctrinal y moral que en su conducta.

En dos años de pontificado ningún país se había visto obligado a enviar una nota de protesta oficial al Vaticano por las declaraciones del papa, como acaba de ocurrir con México.

Indignados por la invitación de Francisco a su compatriota y amigo Gustavo Vera de trabajar para evitar “la mexicanización” de Argentina ante el aumento del tráfico de droga, las autoridades mexicanas pidieron explicaciones pese a que a que los comentarios fueron escritos en un correo electrónico privado.

Se disculpa
“Con la expresión ‘evitar la mexicanización’, el papa no pretendía en ningún modo herir los sentimientos del pueblo mexicano, por el cual nutre un especial afecto y menos aún minusvalorar el compromiso del Gobierno en la lucha contra el narcotráfico”, puntualizó la Santa Sede en una nota de respuesta.

“Como es sabido, la expresión ‘evitar la mexicanización’ fue utilizada por el papa en un email de carácter estrictamente privado e informal, en respuesta a un amigo argentino muy comprometido en la lucha contra la droga, el cual había usado dicha frase”, aclaró en el comunicado el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

En el email, el papa “no pretendía más que destacar la gravedad del fenómeno del narcotráfico que aflige a México y otros países de Latinoamérica”, explicó Lombardi.
“Se trata de un fenómeno, como otros en Latinoamérica por los cuales en varias ocasiones, también en los encuentros con los obispos, el Santo Padre ha llamado la atención sobre la necesidad de adoptar a todos los niveles políticas de cooperación y concertación”, agregó.

Existen muy pocos antecedentes de casos en que el Vaticano ha tenido que dar explicaciones oficiales, más cuando el papa se encuentra en retiros espirituales con todos sus asistentes en un convento de las afueras de Roma, lejos del mundanal ruido.