EFE
  • Antananarivo |
  • |
  • |

El desbordamiento de dos ríos ha provocado la muerte de al menos catorce personas en los alrededores de la capital de Madagascar, Antanarivo, informó hoy la Oficina Nacional de Gestión de Catástrofes (ONGC).

Las inundaciones afectan ya a más de 13.000 personas, después de más de diez días de fuertes lluvias en la región de Analamanga, donde se encuentra la capital y que está situada en el centro de esta isla.

Las catorce personas han muerto ahogadas o sepultadas por los escombros de las casas derribadas por las aguas.

Muchos de los afectados se han visto obligados a abandonar sus casas y han sido alojados en iglesias, escuelas públicas o gimnasios por unas autoridades desbordadas por la magnitud de lo ocurrido.

Desde uno de los centros habilitados para atender a los desplazados, el presidente del país, Hery Rajaonarimampianina, ofreció su ayuda a quienes han sufrido los efectos de las inundaciones.

El jefe del Estado recriminó a los ciudadanos su costumbre de tirar basura en los canales de evacuación de las aguas, lo que dificulta el drenaje en situaciones como la que actualmente vive esta isla, situada junto en el extremo suroriental del continente africano.