elnuevodiario.com.ni
  • Saná, Yemen |
  • |
  • |
  • AFP

Tres presuntos combatientes vinculados con Al Qaida murieron el sábado en un ataque llevado a cabo por un dron en Yemen, en momentos en que soldados y separatistas se enfrentaban en el sur del país.

El sábado, un dron -un tipo de aparato que sólo Estados Unidos usa en la región- disparó contra "un vehículo que transportaba a tres miembros de Al Qaida en el pueblo de Biyan", en el sur del país, causando la muerte de los pasajeros, según una fuente tribal.

Por otra parte, también en el sur del país, nueve soldados yemeníes resultaron heridos en choques con hombres armados de la rama radical del Movimiento Sudista, que dispararon contra tres vehículos militares, antes de que tuviera lugar un tiroteo, según autoridades locales de la provincia de Lahij.

La tensión se intensificó en esta localidad desde que separatistas sudistas secuestraron a 12 soldados la semana pasada y amenazaron con matarlos si el ejército no les entregaba una base de la región.

La capital de Yemen es controlada actualmente por la milicia chiita hutí, que echó del poder al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi.

Hadi fue inicialmente puesto bajo arresto domiciliario, pero luego consiguió huir y llegar a la ciudad de Adén, en el sur del país, su feudo. Ahí el presidente, de 69 años de edad, retiró su dimisión y aseguró que seguía liderando al país.

La rama radical del Movimiento Sudista considera que el control de Saná por parte de los hutíes les brinda una oportunidad de volver a transformar al sur de Yemen en un país independiente. No obstante, la llegada de Hadi ha complicado las cosas, ya que Adén se convirtió de hecho en la capital política y diplomática del país.

Hadi siempre defendió la unidad del país, pese a ser originario del sur, una región que fue hasta 1990 un Estado independiente.