elnuevodiario.com.ni
  • Ciudad de Guatemala |
  • |
  • |
  • AFP

La justicia guatemalteca resolvió este lunes enjuiciar a ocho militares retirados, acusados de planificar y ejecutar la sustracción de más de 61 millones de dólares del Ministerio de la Defensa en 2001, informó una fuente del proceso.

La decisión fue tomada por la Sala Primera de Apelaciones del ramo Penal contra los ocho involucrados en el desfalco, precisó en un comunicado la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente avalado por la ONU.

Detalló que entre los militares se encuentra el general retirado Enrique Ríos Sosa, hijo del exdictador Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio de indígenas en el norte de este país cuando gobernó con mano de hierro entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Los "sindicados deberán enfrentar juicio oral y público por los delitos de peculado y falsedad ideológica", según el comunicado.

Los militares acusados habían sido sobreseídos en 2013 por el juez Walter Villatoro, quien argumentó que hubo manipulación en la obtención de las pruebas.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia acogió posteriormente un recurso de casación en el cual ordenó emitir una nueva resolución y fundamentar la razón por la cual dictó el sobreseimiento de los sindicados.

Ante ello, el tribunal de apelaciones determinó que "el juez que emitió resolución de sobreseimiento a favor de los procesados no efectuó un estudio legal, analítico, objetivo y concreto respecto a las evidencias que sustentan la acusación formulada por el Ministerio Público".

Con este nuevo fallo, los ocho militares serán sometidos a un juicio porque "existe la posibilidad de demostrar que tuvieron participación en el desvío" de los fondos durante el gobierno del expresidente Alfonso Portillo (2000-2004).

Portillo retornó a Guatemala el pasado miércoles después de concluir una condena en Estados Unidos por el blanqueo de 2.5 millones de dólares que le entregó Taiwán para mantener las relaciones diplomáticas con la isla.