• Kabul |
  • |
  • |
  • EFE

Al menos ocho personas, cinco de ellas civiles, murieron y otras siete resultaron heridas hoy en un ataque suicida perpetrado contra miembros de las fuerzas de seguridad en la provincia de Helmand, en el suroeste de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El atentado se produjo sobre las 14:50 hora local (10:20 GMT) cuando un atacante suicida hizo explotar el vehículo en el que circulaba, cargado de bombas, en el área de Anar Bagh, en el distrito de Sangin, dijo el portavoz del gobernador provincial, Omar Zwak.

Además del atacante, cinco civiles y dos militares perecieron en el atentado, en el que también resultaron heridas otras siete personas, entre ellas cuatro miembros de las fuerzas de seguridad afganas.

Todos ellos fueron trasladados a un hospital de la zona, de acuerdo con el portavoz gubernamental, quien añadió que tanto el cuerpo del atacante como su vehículo quedaron completamente destruidos debido a la magnitud de la explosión.

Los atentados suicidad son, junto a los artefactos explosivos improvisados (IED, siglas en inglés), los métodos más recurrentes de los talibanes para atacar a las fuerzas afganas e internacionales, aunque en la práctica causan un elevado número de víctimas civiles.

En uno de los últimos ataques de este tipo perpetrados en el país islámico, dos niños murieron y trece personas resultaron heridas el viernes en la provincia oriental de Nangarhar.

Afganistán ha visto aumentar la violencia contra objetivos no militares en 2014, con 3,700 muertos y cerca de 7,000 civiles heridos, de acuerdo con datos de Naciones Unidas, que rebasan con creces las cifras de ejercicios precedentes.