AFP
  •   San Salvador  |
  •  |
  •  |

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador, Julio Olivo, denunció ayer ante la Fiscalía un supuesto sabotaje que impidió conocer rápidamente los resultados de los comicios legislativos y municipales del domingo pasado.

“Yo me atrevo a decir que hubo sabotajes porque tengo indicios”, aseguró Olivo al canal 12 de la televisión local antes de presentarse a la Fiscalía.

Luego de cuatro horas de declarar ante los fiscales, Olivo comentó a la prensa que “los señalamientos directos” son contra una de las empresas a cargo de elaborar el programa informático para tabular los votos, que a su juicio no cumplió la tarea para la cual fue contratada.

Según el tribunal, los resultados electorales no se conocieron el domingo porque el programa informático no visualizó las actas que contenían la asignación de votos por partidos.

Informarán a Fiscalía

La Fiscalía, dijo Olivo, también conocerá los informes que el TSE solicitó a las empresas involucradas en la transmisión de resultados.

El tribunal electoral instaló el martes las mesas para el escrutinio manual, pero fue este jueves que comenzó el conteo de los votos registrados en las actas.

El conteo podría demorarse varios días y los resultados serían declarados en firme a mediados de marzo, cuando se hayan agotado los recursos de impugnación.

La misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), resaltó el clima de “tranquilidad y normalidad” de los comicios, pero documentó que hubo problemas logísticos producto de “limitaciones administrativas y de gerencia”, que no pueden atribuirse a la intención de alterar los resultados.

El domingo, 4.9 millones de salvadoreños estaban convocados a elegir a los 84 miembros del Congreso, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y 262 alcaldes y sus Concejos.